Hormonas 101: entiende por fin cómo funcionan tus hormonas reproductivas

Si eres una mujer en edad de reproducción (y si no tomas anticonceptivos hormonales), tu cuerpo experimentará varios cambios hormonales drásticos y cíclicos cada mes. Puede que te hayas dado cuenta de algunos de estos cambios (las horribles espinillas, los calambres y los cambios de humor) y que no tengas ni idea de otros, pero están ocurriendo. ¿Qué genera todo esto? Las hormonas. De hecho, una gran cantidad de hormonas diferentes.

Seguramente te parezca algo complicado, y en realidad lo es, pero todas las mujeres deberían poder entender las hormonas básicas que generan las principales fases del ciclo menstrual. Este artículo tratará sobre qué son las hormonas y qué necesitas saber sobre las principales en relación con el ciclo, la fertilidad y el embarazo.

¿Qué son las hormonas?

Las hormonas son mensajeros químicos producidos por las glándulas endocrinas, que incluyen los ovarios, la glándula tiroides, el hipotálamo y la glándula pituitaria. Estas moléculas mensajeras viajan en el torrente sanguíneo y circulan por todo el cuerpo influyendo en procesos como la menstruación, la ovulación y el embarazo. La mayoría de las hormonas se crean a partir del colesterol.

Estas moléculas también pueden afectar a otros sistemas influyendo en el ánimo (a través de señales hormonales enviadas al cerebro) y en la sensación de hambre (a través de señales hormonales al intestino). Por eso ciertos síntomas, como cambios de humor, náuseas o cambios de peso, suelen ser los primeros signos en indicar que algo ocurre con tus hormonas.

Hormona liberadora de gonadotropina (GnRH)

¿Cuál es el papel de la GnRH en el ciclo menstrual?

El principal centro de control de los cambios hormonales reproductivos es el hipotálamo. El hipotálamo envía señales a la glándula pituitaria, que a su vez envía otras señales a los ovarios, que entonces fabrican estrógenos y progesterona en la mujer. Este sistema se llama eje hipotálamo-pituitario-gónadas (o eje HPG). Los hombres también tienen su propia versión del eje HPG, pero regula la testosterona, en lugar de los estrógenos y la progesterona.

A lo largo del ciclo, el hipotálamo está constantemente recabando información sobre tu cuerpo y utilizándola para crear el ritmo de los pulsos de GnRH. La frecuencia (número de pulsos) y la amplitud (la fuerza de los pulsos) de estos pulsos de GnRH codifican la información sobre el ciclo menstrual.

Durante la fase folicular (desde el día uno de tu periodo hasta que ovulas), los pulsos de GnRH son de alta frecuencia y baja amplitud, dando lugar a la estimulación de la hormona folicoestimulante y a la hormona luteinizante de la glándula pituitaria (más adelante trataremos ambas hormonas). Una vez que el estradiol y la progesterona alcanzan cierto umbral, el hipotálamo ralentiza el ritmo de GnRH y los pulsos pasan a baja frecuencia con alta amplitud.1

¿Qué puede decirte la GnRH sobre tu fertilidad?

Cuando se reducen los pulsos de GnRH, la ovulación no se produce. Por ejemplo, los anticonceptivos hormonales mantienen el estradiol y/o la progesterona en niveles elevados. Básicamente engañan al hipotálamo para mantener los pulsos de GnRH bajos y evitar que ovules (por lo que no puedes quedarte embarazada).

Si te planteas un método de reproducción artificial que ofrezca apoyo a tu fertilidad, tu médico te dará una medicación que se encargue de bajar temporalmente tus niveles de GnRH, de modo que se puedan desarrollar y recoger numerosos folículos (es decir, se produzca una “superovulación”).

¿Qué papel juega la GnRH durante el embarazo?

La actividad de la GnRH sigue siendo baja durante el embarazo y la lactancia. La placenta crea sus propias GnRH durante el embarazo.

Hormona folículo estimulante (FSH por sus siglas en inglés)

¿Qué papel juega la FSH en el ciclo menstrual?

La FSH es la hormona que estimula numerosos folículos en tus ovarios para que maduren durante la primera mitad de tu ciclo, llamada la fase folicular. Cada uno de estos folículos es un saco lleno de fluido que contiene un óvulo inmaduro (ovocito). Finalmente, uno de estos folículos se vuelve dominante y empieza a producir altos niveles de estrógeno, necesario para que se produzca la ovulación.

¿Qué puede decirte el nivel de FSH sobre tu fertilidad?

Si tienes más de 35 años, es posible que tu médico compruebe tus niveles de FSH el tercer día de tu ciclo. El objetivo es comprobar la reserva ovárica. La medición de la FSH a principio del ciclo indica cuánto tiene que trabajar el sistema para estimular suficientes folículos ese ciclo. Cuanto más alto sea el nivel de FSH, más difícil le resulta al sistema crear suficientes, lo que puede significar que la reserva ovárica está baja.

 ¿Qué papel juega la FSH durante el embarazo?

Una vez que estás embarazada, la FSH ya no está activa, permanece así hasta que retomas tus ciclos después del parto.

Estrógeno

Los estrógenos son una de las hormonas más reconocibles que se asocian con el hecho de ser mujer. Existen tres tipos distintos de estrógenos, y las mujeres siempre tienen los tres: estrona, estradiol y estriol (por tanto, debemos hablar de estrógenos, no de estrógeno). Cada uno de ellos tiene un perfil diferente:

  • Estrona (abreviado como E1): es el estrógeno predominante después de la menopausia
  • Estradiol (abreviado como E2): es el estrógeno predominante durante los años reproductivos
  • Estriol (abreviado como E3): se produce en elevados niveles durante el embarazo

¿Qué papel juegan los estrógenos en el ciclo menstrual?

El estradiol es la hormona principal durante la fase folicular (la primera parte de tu ciclo, desde el día uno de tu periodo hasta la ovulación). Cuando crecen los folículos en tus ovarios, estos producen estradiol, que se acumula en el revestimiento uterino.

Alrededor del día 10 de un ciclo típico, el folículo dominante empieza a producir suficiente estradiol para estimular un aumento en la hormona luteinizante (explicada más adelante), que da lugar a la ovulación. El estradiol también desencadena cambios en el flujo vaginal, y es directamente responsable de la creación de más mucosa cervical fértil, el fluido que protege a los espermatozoides y aumenta las posibilidades de fecundación.

¿Qué puede decirte el nivel de estrógenos sobre tu fertilidad?

Si el folículo no produce suficiente estradiol, no se da ninguna señal para la estimulación de la hormona luteinizante, lo que significa que no habrá ovulación. El historial personal o familiar de quistes ováricos aumenta la posibilidad de tener unos niveles de estrógenos bajos. El exceso de ejercicio, el hecho de comer poco, el déficit calórico y el estrés fisiológico también pueden contribuir a unos niveles de estrógenos bajos, en ocasiones dando lugar a una condición llamada  amenorrea hipotalámica. Los signos a tener en cuenta son ciclos irregulares, amenorrea (que no te venga el periodo) y sequedad vaginal. Si te preocupa la posibilidad de tener bajos niveles de estrógenos, habla con tu médico para que lo compruebe.

En el caso de padecer SOP, ciertas hormonas como el estrógeno se desequilibran, lo que puede generar anovulación (falta de ovulación) y dificultar la fertilidad.

¿Qué papel juegan los estrógenos durante el embarazo?

La placenta produce una increíble cantidad de estrógenos durante el embarazo. De hecho, desde el principio hasta el final del embarazo los niveles de estradiol y estrona aumentan 100 veces más, y los de estriol se multiplican por 1000. Estas hormonas soportan la placenta creando nuevos vasos sanguíneos y aumentando la circulación sanguínea, lo que ayuda a hacer llegar los nutrientes al bebé.

Se ha relacionado el nivel bajo de estradiol durante el embarazo con la preeclampsia, y los investigadores todavía tratan de averiguar con exactitud por qué y cómo ocurre esto2.

Hormona luteinizante

¿Qué papel juega la hormona luteinizante (LH) en el ciclo menstrual?

Hacia el final de la fase folicular, el folículo dominante produce mucho estradiol. Una vez que los niveles de estradiol alcanzan cierto umbral, estimulan la liberación de la hormona luteinizante (LH) desde la glándula pituitaria. Esto provoca que el folículo dominante en el ovario libere su óvulo. Una vez liberado el óvulo, el folículo se transforma en el cuerpo lúteo (de ahí que se llame hormona luteinizante  y que la siguiente fase del ciclo se llame fase lútea). El papel principal del cuerpo lúteo es segregar progesterona, que trataremos en la siguiente sección.

¿Qué pueden decirte los niveles de LH sobre tu fertilidad?

Las pruebas de ovulación miden la LH en tu orina, y un aumento de LH es un buen indicador de que la ovulación se producirá en breve. Pero el inconveniente es que la duración de este aumento de LH puede variar considerablemente de una mujer a otra. Por tanto, si tienes un aumento de LH breve, podría ser más difícil que las pruebas lo registren. Y si tienes un aumento de LH largo, podrías dar positivo varios días en las pruebas de LH antes de la ovulación, dificultando así la predicción exacta de tu ovulación.

Un punto interesante sobre la LH: su estructura molecular es muy similar a la hCG, la hormona que confirma el embarazo (explicado más adelante). Dado que ambas hormonas son biológicamente similares, las pruebas de LH no diferencian entre la LH y la hCG en tu orina. Por tanto, si tienes una falta y has dado positivo en una prueba de LH, es posible que estés embarazada (pero aún así sería mejor utilizar una prueba de embarazo sensible a los niveles de hCG específicamente).

¿Qué papel juega la LH durante el embarazo?

Al igual que la FSH, la LH no hace mucho una vez que te quedas embarazada.

Progesterona

¿Qué papel juega la progesterona en el ciclo menstrual?

La progesterona es la hormona principal durante la fase lútea (desde la ovulación hasta que comienza tu siguiente periodo). Después de que el folículo dominante en el ovario libera un óvulo, el folículo se transforma en cuerpo lúteo y empieza a segregar progesterona. Este rápido aumento de progesterona mantienen el revestimiento uterino que creó el estradiol previamente durante el ciclo.

La progesterona es responsable de numerosos síntomas desagradables asociados tanto con el ciclo menstrual como con el embarazo. La progesterona aumenta tu metabolismo, lo cual puede darte más hambre y generar antojos. Este aumento del metabolismo también lleva a un aumento en la temperatura corporal basal. Relaja los músculos digestivos, lo que puede producir estreñimiento previo al periodo y durante el embarazo. También está asociado con la sensibilidad en los pechos.

Si estás intentando quedarte embarazada, todos estos síntomas normales de la progesterona podrían hacerte sospechar que lo has conseguido. Lamentablemente, los síntomas físicos durante la fase lútea no son un indicador fiable de embarazo, ya que los niveles de progesterona se mantienen altos en cierto momento del ciclo, tanto si estás embarazada como si no lo estás.

Si no te quedas embarazada en ese ciclo, el cuerpo lúteo se encoge tras unos 10 – 16 días. El nivel de progesterona disminuye y ya no puede mantenerse el revestimiento uterino, por lo que es expulsado durante el periodo.

Si te quedas embarazada durante ese ciclo, tan pronto como se completa la implantación, el óvulo fecundado empieza a producir una hormona llamada hCG. Esta hormona envía una señal al cuerpo lúteo para seguir fabricando progesterona (en la documentación médica, esto se denomina el “rescate” del cuerpo lúteo). Dado que los niveles de progesterona siguen manteniéndose altos, tu revestimiento uterino no se expulsa y no te viene el periodo.

Si no ovulas durante ese ciclo, tus niveles de progesterona no se elevarán. En esta situación, puede que experimentes un sangrado intercurrente en lugar de un verdadero periodo.

¿Qué puede decirte el nivel de progesterona sobre tu fertilidad?

Sin la suficiente progesterona, tu fase lútea puede ser más breve de lo normal (menos de 10 días entre la ovulación y la menstruación), o puede que experimentes un manchado antes del periodo. Existe cierta controversia respecto al tema de la progesterona y la insuficiencia lútea, pero algunos médicos e investigadores creen que puede reducir las posibilidades de embarazo al interrumpir el proceso de implantación3.

Si tu fase lútea dura al menos 10 días pero tienes problemas para quedarte embarazada, puede que tu médico quiera comprobar tus niveles máximos de progesterona. El pico en los niveles de progesterona puede indicar que la ovulación es normal y que los niveles de progesterona son suficientes. Pero es importante saber que estos picos se producen unos siete días después de la ovulación. Basándonos en un ciclo convencional de 28 días, algunos médicos asumen que la ovulación se produce el día 14 y comprueban la progesterona el día 21, lo que podría resultar poco preciso si ovulas otro día que no sea el 14. Hacer un seguimiento de los ciclos y de la temperatura puede ayudarte a determinar cuándo se produce la ovulación en tu ciclo; de esta forma podrás informar a tu médico para que obtenga los resultados más precisos.

¿Qué papel juega la progesterona durante el embarazo?

La placenta produce una increíble cantidad de progesterona durante el embarazo. Esto no solo ayuda en el crecimiento de la placenta, sino que además suprime tu respuesta inmunitaria para que el ADN extraño (¡tu bebé!) pueda prosperar y relaja los músculos uterinos durante el parto, algo que puede ser importante en ciertos casos de parto prematuro4.

Gonadotropina coriónica humana (hCG)

¿Qué papel juega la hCG en el ciclo menstrual?

Cada mujer tiene una diminuta cantidad de hCG (los niveles de referencia tienden a ser inferiores a 5 mIU/ml). Pero solo es fabricada en grandes cantidades por la placenta. Por tanto, en un ciclo normal, no se espera encontrar niveles significativos de hCG.

¿Qué puede decirte el nivel de hCG sobre tu fertilidad?

Si estás embarazada, tus niveles de hCG más o menos se duplican cada 48 horas después de la implantación. Las pruebas de embarazo que puedes comprar detectan la hCG. Las mejores pruebas de embarazo para una detección temprana son las que pueden detectar los niveles muy bajos de hCG.

¿Qué papel juega la hCG durante el embarazo?

Después de la implantación, la placenta produce hCG de manera constante para proteger el crecimiento fetal. ¿El lado negativo? Puede ser la causa de las náuseas matutinas.

Algo a tener en cuenta con las pruebas de embarazo y los niveles de hCG: es posible obtener una línea de color más claro o que la prueba dé negativo varias semanas después de una prueba de embarazo positiva. Este extraño fenómeno, conocido como “efecto gancho”, tiene que ver con el hecho de que la estructura de la hCG tiene múltiples variaciones. Dependiendo del punto en que te encuentres y de lo sensible que sea la prueba para las distintas variantes de hCG, podrías obtener un resultado negativo a pesar de estar embarazada5. Es más probable que esto ocurra a partir de unas dos semanas después de la falta.

Por tanto, intenta realizar la prueba antes, y si obtienes un resultado positivo, acude al médico para que lo confirme mediante una analítica de sangre (en lugar de comprar más pruebas de embarazo).

Al principio del embarazo, los patrones lentos o erráticos en el aumento de la hCG pueden ser signo de aborto o de embarazo no viable. Si un patrón de hCG tiene un aspecto extraño (es decir, que es errático o que los niveles son altos pero no se encuentra el embrión en la prueba de ultrasonido), esto podría indicar un embarazo ectópico.

Find Your Fertile Window - Order Now

Ava for healthcare professionals

Please confirm that you are a healthcare professional or researcher

I am a healthcare professional

I am interested in Ava for personal use

DESCUBRE AVA | ORDENA TU AVA

Jade & Tanner Got Pregnant with Ava!

Thank you everyone for all the support and for sharing your stories since we announced our pregnancy on Wednesday! We are so excited! For those of you who have been following us for a while, you may have seen our past post back in November about using the @avawomen bracelet to help us get pregnant faster. We got pregnant really soon after we started using Ava! I wore the bracelet every night while sleeping and Ava told us which five days were the best days to try for a baby each month. It took so much stress out of the process and was so easy to use. Since so many of you have kindly opened your hearts to me and have shared your stories about trying to get pregnant, I wanted to share what worked for us. Also, I've partnered with Ava to get you all a $20 off coupon code: JANNERBABY I'll be using Ava for all our future pregnancies and cycle tracking between babies. Thank you, Ava.

Mamiblock Got Pregnant with Ava!

@Mamiblock​ benutzt nun auch Ava! Hier ein kleiner Ausschnitt aus Julias Beitrag auf Youtube in dem sie erklärt, wie Ava funktioniert! Wir sind gespannt, wie es weiter geht mit Ava und Julia! Einen erholsamen Samstag Euch allen!

Al continuar navegando el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. más información

Este web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si quiere modificar sus preferecias haga clic aquí Al continuar navegando el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies.

Cerca