Síntomas de ovulación: 9 síntomas para saber el momento en que quedarte embarazada

Si buscas síntomas de ovulación para saber cuándo eres fértil, te consternará averiguar que la mayoría de los síntomas no son muy obvios. A diferencia de otros animales, nuestras vulvas no se inflaman, no entramos en celo ni empezamos a liberar un aroma irresistible que atrae a los hombres. ¿Qué podemos hacer entonces si queremos saber cuándo mantener relaciones para quedarnos embarazada? Es importante saber cuándo ovulas y cuánto dura tu ventana fértil pero es difícil obtener una buena respuesta.

Por suerte, hay una serie de síntomas fisiológicos de ovulación y, cuando aprendes a ubicarlos, puedes programar el sexo en función de tu pico de fertilidad. Algunos de estos síntomas varían de una mujer a otra, pero si monitorizas tu ciclo, puedes averiguar qué es lo normal en ti.

Que quede clara una cosa. La ovulación es el momento en el que un óvulo sale de un folículo y del ovario. ¿Hay algún síntoma físico que ocurra justo en el momento de la ovulación? Aproximadamente el 20 por ciento de las mujeres experimentan dolor de ovulación, pero este no ocurre necesariamente en el momento exacto de la ovulación. Hay algunos síntomas físicos que indican que el cuerpo se prepara para ovular y otras señales físicas que se dan después de ovular. Si quieres quedarte embarazada, los síntomas más importantes son los que te indican que tu cuerpo se prepara para ovular.

¿Qué es la ovulación?

La ovulación es la salida de un óvulo de un folículo ovárico. Una vez se libera el óvulo, este viaja por la trompa de Falopio hacia el útero. Si durante este viaje al útero un espermatozoide fertiliza al óvulo, puede provocarse un embarazo.

¿Cuándo ovulas?

En un ciclo menstrual de manual de 28 días, se ovula el día 14. Pero obviamente, no todas las mujeres tienen ciclos de manual. La ovulación tiene lugar tras una larga y compleja cadena de acontecimientos hormonales que comienza durante el ciclo previo, antes de que siquiera haya llegado la regla anterior. Este “desarrollo” hormonal no sucede de la misma forma en todos los ciclos porque tu cuerpo no es una máquina. O sea que no puedes asumir sin más que ovularás el día 14 (o el día que sea normal para ti) porque cada ciclo puede ser distinto al anterior.

Una de las hormonas más importantes necesarias para que se produzca la ovulación es el estrógeno. Al principio del ciclo, cuando tienes la regla, los niveles de estrógeno son bajos. Van aumentando durante toda la primera parte del ciclo, llegando finalmente al umbral a partir del cual desencadenan la liberación de la hormona luteinizante, que informa a los ovarios de que es hora de liberar un óvulo. La mayoría de los síntomas de ovulación están vinculados al aumento del nivel de estrógeno.

¿Cuándo eres fértil?

Eres fértil desde cinco días antes de ovular y el mismo día de la ovulación. El pico de fertilidad se alcanza dos días antes de ovular. Tienes más posibilidades de concebir en estos dos días que en el mismo día en que ovulas.

¿Cuáles son los síntomas de la ovulación?

1. Aumento de la frecuencia del pulso en reposo Según los datos de recientes estudios clínicos, la frecuencia del pulso en reposo empieza a aumentar los días previos a la ovulación1. La frecuencia del pulso en reposo llega a su punto más bajo durante la menstruación, y aumenta unos dos latidos por minuto (LPM) entre dos y cinco días antes de ovular. Después de ovular, la frecuencia del pulso en reposo sigue aumentando y alcanza su pico máximo a mitad de la fase lútea. Cae en los días en los que empieza la menstruación —y si estás embarazada, se mantiene elevada.

2. Cambios en la temperatura corporal basal

Hay mujeres que observan que la temperatura basal de su cuerpo llega al nadir (a su punto más bajo) el día de la ovulación. No obstante, este nadir no está presente en la mayoría de gráficas y no es una forma muy fiable de identificar la ovulación2.

Tras la ovulación, el aumento en los niveles de progesterona hace que la temperatura basal incremente de 0,2 a 0,5 grados centígrados. Este síntoma de ovulación es mucho más fiable que el nadir de la temperatura basal. No obstante, el aumento de la temperatura basal solo confirma que se ha ovulado, y ya es demasiado tarde para concebir en ese ciclo. Además, mientras la TB es un buen método para confirmar que el ciclo ha sido ovulatorio, no es un buen método para determinar el día preciso en el que ha ocurrido. Según un estudio, el aumento de la TB se produce a los dos o más días de ovular 3.

3. Cambios en la mucosa cervical

En los días previos a la ovulación, los niveles de estrógeno aumentan, lo cual cambia la consistencia de la mucosa cervical. Cuanto más te acercas a la ovulación, mayor es el contenido de agua de tu mucosa. Verás que tu mucosa cervical se vuelve más resbaladiza y clara conforme te acercas a la ovulación. La mucosa cervical más fértil parece clara de huevo cruda. Tras la ovulación, los elevados niveles de progesterona hacen que la mucosa cervical se seque rápidamente.

La mucosa cervical es señal de que tu cuerpo se prepara para ovular, pero no confirma que hayas ovulado. La mayoría de las veces, cuando ves mucosa cervical fértil, es que ovularás pronto y cuando se seca la mucosa, probablemente ya hayas ovulado. No obstante, en ocasiones —sobre todo en mujeres con SOP— el cuerpo hará el esfuerzo de ovular pero no conseguirá saltar la valla. Cuando esto pasa, normalmente suele hacer otro intento un par de semanas después.

4. Dolor en las mamas o en los pezones

El dolor y sensibilidad de mamas o de pezones puede darse en los días previos a la ovulación así como en los días siguientes, debido al elevado nivel de hormonas.

5. Dolor pélvico Alrededor del 20 por ciento de las mujeres experimentan dolores relacionados con la ovulación, a veces conocidos como mittelschmerz. Pero este dolor no se da necesariamente en el momento justo de la ovulación, y no debería usarse como señal definitiva de que se está ovulando.

6. Manchado

Hay mujeres que manchan ligeramente en los días cercanos a la ovulación. En la primera parte del ciclo, aumentan los niveles de estrógeno, que hace que crezca el revestimiento uterino. Después de la ovulación, aumentan los niveles de progesterona, que hace que el revestimiento uterino se engrose y madure. El manchado de los días cercanos a la ovulación puede deberse a que el revestimiento uterino ha crecido debido a los niveles elevados de estrógeno, pero todavía no se ha engrosado ya que la progesterona todavía no ha alcanzado su punto álgido.

7. Aumento de la libido

Puede que tengas más ganas los días previos a la ovulación debido al aumento del nivel de estrógeno. No obstante, hay muchos factores que aumentan la libido (¿hola? el porno) y estar excitada no es de ninguna manera señal de estar ovulando. Del mismo modo, hay muchos factores que pueden bajarte la libido y no tener la libido subida durante la ventana fértil no significa que no vayas a ovular.

8. Cambios en la postura cervical

La mayor parte del tiempo, el cérvix está en un lugar bastante bajo de la vagina y tiene una apertura muy pequeña. En el momento de la ovulación, el cérvix sube, se vuelve más suave y se abre más. El cambio es algo sutil pero si coges la costumbre de inspeccionarte el cérvix con regularidad, podrás notar la diferencia. Para inspeccionar el cérvix, inserta un dedo (¡limpio!) en la vagina hasta que notes una pequeña protuberancia al final del canal vaginal. ¡Ese es el cérvix!

9. Ganglios linfáticos inguinales inflamados

Este síntoma de ovulación poco conocido tiene lugar en más del 70 por ciento de las mujeres en el momento de ovular. Los ganglios linfáticos inguinales son pequeñas glándulas ubicadas a ambos lados de la pelvis. Puede que notes que los ganglios inguinales se hinchan en el mismo lado de tu cuerpo en el que se libera el óvulo en ese ciclo. Haz clic aquí para aprender a inspeccionar tus ganglios linfáticos inguinales.

Ava for healthcare professionals

Please confirm that you are a healthcare professional or researcher

I am a healthcare professional

I am interested in Ava for personal use

DESCUBRE AVA | ORDENA TU AVA

Jade & Tanner Got Pregnant with Ava!

Thank you everyone for all the support and for sharing your stories since we announced our pregnancy on Wednesday! We are so excited! For those of you who have been following us for a while, you may have seen our past post back in November about using the @avawomen bracelet to help us get pregnant faster. We got pregnant really soon after we started using Ava! I wore the bracelet every night while sleeping and Ava told us which five days were the best days to try for a baby each month. It took so much stress out of the process and was so easy to use. Since so many of you have kindly opened your hearts to me and have shared your stories about trying to get pregnant, I wanted to share what worked for us. Also, I've partnered with Ava to get you all a $20 off coupon code: JANNERBABY I'll be using Ava for all our future pregnancies and cycle tracking between babies. Thank you, Ava.

Mamiblock Got Pregnant with Ava!

@Mamiblock​ benutzt nun auch Ava! Hier ein kleiner Ausschnitt aus Julias Beitrag auf Youtube in dem sie erklärt, wie Ava funktioniert! Wir sind gespannt, wie es weiter geht mit Ava und Julia! Einen erholsamen Samstag Euch allen!