AvaWorld

Detecta los síntomas

¿Cómo son los cuadros de embarazo de Ava?

Las usuarias de Ava suelen preguntarnos qué pinta tiene un cuadro de embarazo positivo en Ava. Si estás acostumbrada a los cuadros de embarazo de temperatura basal, puede ser difícil saber qué tienes que buscar en Ava. Por eso, hemos elaborado una galería de cuadros de algunas de nuestras usuarias. Como verás, los cuadros son bastante diversos. Es importante tener en cuenta que Ava no es una prueba de embarazo. Si crees estar embarazada deberías hacerte una prueba de embarazo e ir al médico.

Dicho esto, algunas características tienden a aparecer con más frecuencia en los cuadros de embarazadas que en los de no embarazadas. Si buscas formas de pasar el rato durante tu espera de dos semanas, he aquí algunos patrones que puedes tratar de identificar en tu cuadro:

Aumento de la temperatura

En un ciclo de no embarazada, la temperatura permanece baja y variable durante la fase folicular. A veces llega a su punto más bajo justo antes de la ovulación y luego aumenta, a veces muy drásticamente, otras no tanto, después de ovular. Independientemente de si estás embarazada o no, es normal que la temperatura baje a mitad de la fase lútea. Este patrón de “bajada de implantación” es más común en los cuadros de embarazo que en los de no embarazo, pero aparece con la suficiente frecuencia en los de no embarazadas para no ser un síntoma de embarazo lo suficientemente fuerte.

Si no estás embarazada, la temperatura caerá hacia finales de la fase lútea. A veces esta caída se retrasa hasta los primeros días de tu próximo periodo. Si estás embarazada, la temperatura se mantendrá elevada más allá de lo que suele durar tu fase lútea.

Aumento de la frecuencia del pulso en reposo

En el típico cuadro de Ava, la frecuencia del pulso en reposo está en su punto más bajo durante la menstruación, aumenta al principio de la ventana fértil, continúa aumentando durante la fase lútea, y cae justo antes o durante la siguiente menstruación. Se ha observado en numerosas ocasiones que la frecuencia del pulso en reposo aumenta durante el embarazo. Asimismo, se ha observado que el aumento en la frecuencia del pulso en reposo que ocurre durante el embarazo puede empezar muy pronto. Si bien no hay pruebas concluyentes de que el aumento de la frecuencia del pulso en reposo que ocurre tras el periodo sea por embarazo, sí que es señal de que deberías hacerte la prueba. Y no te desesperes si no parece que haya un aumento de la frecuencia de tu pulso a finales de tu fase lútea; el aumento en la frecuencia del pulso en reposo a principios de embarazo no es universal. Se observa de media en una población definida, pero no todas las mujeres lo experimentan.

Related posts

Related posts