AvaWorld

Consejos de fertilidad

¿Estás pensando quedarte embarazada? No cometas estos 7 errores.

Para quedarse embarazada hay que tener relaciones durante la ventana fértil. En general, si sabes más o menos cuándo ovulas, y tienes relaciones en los días previos, es difícil cargarla.

Pero si has buscado información sobre la concepción en internet, habrás visto que hay consejos, trucos y, por desgracia, mitos a tutiplén. Algunos de estos mitos son inofensivos, pero otros pueden reducir tus posibilidades de concebir. Separemos las mentiras de la realidad. ¿Cuáles son los mayores errores que cometen las parejas a la hora de quedarse embarazadas?

  1. Esperar a que la prueba de ovulación sea positiva para tener sexo.

El propósito de los predictores de ovulación (PO) es avisarte de que vas a ovular. El problema es que no te dicen cuándo ovularás.

Los PO buscan niveles de la hormona luteinizante (HL), que suele ascender unas 24 horas antes de la ovulación (algunos PO también detectan estrógeno, el cual empieza a aumentar de la subida de LH). El pico de HL puede durar unas horas, o varios días, pero la ovulación suele darse a las 24 horas de que haya empezado a ascender, independientemente de cuánto dure el pico (aunque la cantidad de tiempo que pasa entre el principio del pico de HL y la ovulación puede variar dependiendo de la mujer).

Cuando el PO sale positivo, no te dice cuándo empezó el pico de HL, solo te dice que ahora mismo tienes niveles elevados. Si el pico de HL es tirando a largo, es posible que el PO te dé positivo después de ovular. Y si es tirando a corto, es posible que te cueste pillarlo con un predictor de ovulación.

Como resultado, si esperas a que el PO salga positivo para tener relaciones, puede que te hayas pasado algunos de los mejores días para poder concebir. En vez de usar un predictor, o además de usarlo, lo mejor que puedes hacer para quedarte embarazada rápidamente es usar un método que identifique la apertura de tu ventana fértil, como la monitorización de la mucosa cervical o una pulsera que monitorice la ovulación.

  1. Usar el tipo de lubricante equivocado

Hay un cierto número de estudios que sugieren que los lubricantes vaginales pueden dañar a los espermatozoides y retrasarlos en su viaje hacia el óvulo1. Es el caso de muchos lubricantes de serie así como lubricantes caseros como el aceite de coco y la clásica saliva.

Esto se debe a que los espermatozoides son muy sensibles a la acidez. El pH de la mucosa cervical en los días previos a la ovulación está optimizado para la supervivencia y movilidad de los espermatozoides. Pero el alto nivel de acidez de muchos lubricantes puede minar o incluso matar a los espermatozoides, por no hablar de que su calidad pringosa y densa puede impedir a los espermatozoides moverse.

Para que el sexo sea lo más agradable posible, los preliminares pueden ayudar a aumentar tu fluido de excitación (algo totalmente distinto a la mucosa cervical). Pero si eres de las que prefieren usar siempre lubricante en sus relaciones, asegúrate de usar uno que no influya en la fertilidad, como Pre-seed.

  1. Usar lubricante cuando no lo necesitas

Si sueles usar lubricante en el sexo por placer y comodidad, deberías empezar a usar uno que no sea un obstáculo para tu fertilidad durante la ventana fértil. Pero si puedes tener sexo fácilmente y de forma placentera sin lubricante, no hay motivo para añadirlo a tu rutina, ya que no aumenta tu fertilidad.

Se cree erróneamente que los lubricantes que no influyen en la fertilidad pueden compensar la falta de mucosa cervical pero no existen pruebas de esto. Son buenas opciones para las parejas que usan lubricante de todas formas pero si tienes suficiente mucosa cervical y/o fluido por excitación como para que el sexo ya sea cómodo y placentero de forma natural, puedes ahorrarte el esfuerzo, el lío y el gasto de añadir lubricante a la lista.

  1. Ponerte una copa menstrual después del sexo.

No pasa nada por dejarse llevar por tontas supersticiones para intentar concebir siempre y cuando tengas claro que no son más que supersticiones tontas. Una práctica de este estilo que se suele debatir en los foros de internet la concepción es ponerse una copa menstrual después del coito. La idea es que la copa menstrual (copas suaves y flexibles diseñadas para usarlas durante la regla) evita que los espermatozoides se salgan después del sexo.

No hay pruebas científicas que demuestren que ponerse la copa influya de forma alguna en tus posibilidades de concebir. Los espermatozoides emprenden su viaje por el cérvix justo después de la eyaculación. Lo que se queda atrás nunca tuvo posibilidades de llegar al óvulo. (Esto también explica por qué no pasa nada por hacer pis después del sexo).

Es normal que te preocupes si notas que te sale un superpegote de algo después de tener relaciones pero tranquila, en su mayoría es material no espermático como proteínas y vitaminas. Tenerlo cerca al cérvix en una copa no sirve de nada.

  1. Intentar tener un hijo el día después de ovular.

La ventana fértil se abre cinco días antes de ovular y se cierra el día en que ovulas. Esto se debe a la duración de la vida del óvulo y del espermatozoide. El espermatozoide más fuerte puede sobrevivir hasta cinco días cuando hay mucosa cervical de calidad fértil. El óvulo vive solo unas 12 horas después de ser liberado. Deja de ser viable el día siguiente a la ovulación.

Evidentemente, aunque realices una monitorización completa, siempre habrá algún grado de incertidumbre para saber exactamente cuándo has ovulado. Por este motivo, tener relaciones el día siguiente de cuando crees que has ovulado puede ser una buena póliza de seguros, por si acaso no estimaste correctamente el día de ovulación. Pero los días a los que realmente debes  dar prioridad son los dos o tres días antes de ovular, cuando tienes mayor probabilidad de quedarte embarazada. Por eso es tan importante aprender a reconocer los síntomas y señales de la ovulación.

  1. Hacerse la prueba de embarazo demasiado pronto.

Habrás oído historias de mujeres que dicen haber conseguido un positivo en una prueba de embarazo a los cuatro días de ovular, o quizás has visto el sitio web que hace un seguimiento de cuántos días después de ovular las mujeres consiguen su primer test positivo.

Pero la cosa es que no estás embarazada de verdad hasta que el óvulo fertilizado se implanta en la pared uterina. Y en el 85 por ciento de las veces, la implantación tiene lugar a los ocho-diez días de ovular 2. La implantación más pronta registrada en estudio clínico es seis días después de la ovulación*, pero esto solo ocurre el 0,5 por ciento de las veces. Una vez se ha completado la implantación, el embrión empieza a producir hCG, pero pueden pasar varios días hasta que los niveles de dicha hormona aumenten lo suficiente como para aparecer en una prueba de embarazo.

Esto también significa que si tienes “síntomas prematuros de embarazo” y todavía no han pasado 8-10 días, es posible que estos síntomas hayan sido provocados por la progesterona, que se eleva después de la ovulación tanto si estás embarazada como si no.

¿Qué implica esto? Que si alguien dice que su prueba de embarazo ha dado positiva antes de que hayan pasado ocho días desde la ovulación, es probable que calcularan mal el día de ovulación. ¿Cómo de pronto puedes hacerte la prueba de embarazo? Si quieres obtener resultados verdaderamente fiables, lo mejor es esperar hasta pasados 12 días desde la ovulación.

  1. Evitar ciertas posturas.

No hay pruebas de que ciertas posturas sean mejores que otras para concebir. Siempre que entre en el agujero que es, ¡todo irá bien! Sigue teniendo relaciones en las posturas que más te gusten, no hay motivos para tener que ceñirse al misionero durante toda la ventana fértil.

Related posts

Related posts