AvaWorld

Embarazo

Expulsión del tapón mucoso: ¿cuándo darás a luz?

La expulsión del tapón mucoso es sólo un curioso fenómeno que se produce en la vagina durante el embarazo. Y aunque puede que no te enteres de la existencia del tapón mucoso hasta el final del embarazo, ha estado protegiendo silenciosamente a tu bebé durante muchos meses.

Si se acerca el momento de dar a luz, puede que te estés preguntando: ¿Qué es el tapón mucoso? (O lo que es más importante: ¿Cuándo se desprenderá y cómo afectará al parto?)  

En este artículo cubriremos los siguientes temas:

  • Todo lo que necesitas saber sobre el tapón mucoso
  • Qué ocurre cuando expulsas el tapón mucoso
  • Cuándo debes llamar a tu médico

 

Conclusiones principales

  • El tapón mucoso es una sustancia gelatinosa que sella el cuello uterino para evitar infecciones.
  • Puedes expulsar el tapón mucoso de una sola vez o gradualmente y sin darte cuenta.
  • Su expulsión puede ser una de las primeras señales de parto. (Pero no significa que el parto sea inminente, a menos que también tengas contracciones o rompas aguas).
  • Llama a tu médico de inmediato si expulsas el tapón mucoso antes de la semana 38 o si observas un sangrado de un rojo intenso o un olor nauseabundo.

¿Qué es el tapón mucoso?

¿Has realizado un seguimiento de tu embarazo, has elaborado un plan de parto y todavía no has oído hablar del tapón mucoso? No te preocupes, no eres la única. Muchas mujeres no prestan ninguna atención al tapón mucoso hasta que llega el momento de dar a luz. Un tapón mucoso es exactamente como suena: una masa espesa de mucosidad (similar a la que segrega la nariz) segregada por las glándulas del cuello uterino.

¿Recuerdas que no dejabas de oír hablar de la mucosa cervical cuando estabas intentando quedarte embarazada? Pues bien, la mucosa o moco cervical no sólo guía a los espermatozoides hasta el óvulo, sino que también se transforma en el tapón mucoso.

Así es cómo se desarrolla el tapón mucoso

  • Durante la implantación – cuando el blastocito se implanta en el endometrio – el estrógeno estimula la producción de mucosa de las glándulas del cuello uterino,
  • que entonces se ablandará, aumentará de tamaño y bombeará mucosa en la cavidad hasta que no queden huecos.
  • La progesterona provoca que la mucosa se expanda hasta que el cuello uterino quede sellado.
  • El tapón mucoso final tiene el tamaño aproximado de una moneda de un euro con unas dos cucharadas de mucosidad.

Cuando el canal cervical esté totalmente sellado gracias al tapón mucoso, las bacterias no podrán atravesar el cuello uterino. Los anticuerpos presentes en la mucosa combatirán bacterias, virus y otros agentes patógenos.

¿Qué ocurre cuando expulsas el tapón mucoso?

Como ocurre en muchos aspectos relacionados con el embarazo y el parto, existe una amplio abanico de experiencias sobre esta cuestión. El tapón puede expulsarse en una o varias masas gelatinosas o sencillamente puede parecer un flujo vaginal intenso que dura varios días. Y expulsar el tapón mucoso no significa necesariamente que el parto sea inminente, ya que podrían quedar días o incluso semanas para el alumbramiento.

¿Qué aspecto tiene el tapón mucoso cuando se expulsa?

El tapón mucoso parece gelatina y suele ser de un color blanco amarillento, en ocasiones con presencia de hebras rosadas. Es posible que también observes un tono ligeramente beige o marrón en el tapón mucoso, algo totalmente normal. También es habitual que el tapón mucoso esté teñido de sangre. (Pero no debería ser sangre de un rojo intenso: si hay sangrado o dolor, llama a tu médico de inmediato).

Es habitual que las mujeres confundan la expulsión del tapón mucoso con romper aguas, pero el tapón mucoso es más espeso. Puedes expulsarlo mientras orinas o te duchas, incluso puedes encontrarlo entre las sábanas o en tu ropa interior.

O puede que ni siquiera te des cuenta, también está dentro de la normalidad.

¿Cuándo se desprende el tapón mucoso?

A medida que se acerca el parto, el tapón mucoso se afina y se desprende como consecuencia de un aumento de estrógenos (más la presión que ejerce la cabeza del bebé sobre el cuello uterino). Suele producirse a partir de la semana 38 de embarazo, aunque puede ocurrir antes. Por lo general, el tapón mucoso se expulsa entre 2 y 5 días antes del inicio del parto.

¿El tapón mucoso se expulsa antes o después de romper aguas?

Ambas opciones son factibles. Siempre que suceda durante la semana 38 de embarazo o posteriormente, no existe un momento ideal para expulsar el tapón mucoso. En algunas mujeres se desprende antes de romper aguas, mientras que en otras se desprende después.

¿Todas las mujeres expulsan el tapón mucoso?

Sí. Todas las mujeres embarazadas expulsarán el tapón mucoso en algún momento entre la puesta de parto y el alumbramiento en sí, a pesar de que no todas ellas se darán cuenta. Si expulsas el tapón mucoso gradualmente, puede que simplemente no lo identifiques, ya que puede parecerse al flujo que estás acostumbrada a ver.

¿Expulsar el tapón mucoso significa que estoy a punto de ponerme de parto?

Si no va acompañado de otras señales de alumbramiento como contracciones, dolores de parto o rotura de aguas, expulsar el tapón mucoso no implica necesariamente que el parto sea inminente. Podría indicar que el parto empezará en unas cuantas horas, aunque también podría retrasarse varias semanas más. Pero si has expulsado el tapón mucoso, es buena idea que se lo comuniques a tu médico.

Y si rompes aguas, has de acudir al hospital de inmediato.

¿Pasa algo si expulso el tapón mucoso antes?

Si se produce antes de la semana 38, debes ponerte en contacto con tu médico de inmediato, ya que podría significar un riesgo de parto prematuro o desprendimiento prematuro de placenta. Así que si todavía no has cumplido la semana 38 de embarazo y sospechas que el flujo vaginal que desprendes podría ser el tapón mucoso, deberías de acudir al médico sin dudarlo.

¿Qué significa la pérdida del tapón mucoso si va acompañada de algo de sangre?

En ocasiones encontrarás hebras de un tono rojizo o rosado en el tapón mucoso, en el momento de su expulsión. Se le denomina “expulsión del tapón mucoso” y es totalmente normal. Las mujeres que nunca han dado a luz (mujeres nulíparas) son más propensas a experimentar un ligero sangrado con la expulsión del tapón mucoso que las mujeres que sí lo han hecho con anterioridad.

¿El motivo? Una vez hayas dado a luz, tu cuello uterino tendrá un diámetro más estrecho y las paredes uterinas serán más gruesas. Por eso, en ocasiones, la sangre procedente de la rotura de vasos sanguíneos puede atravesar el tapón mucoso. Ésto es menos probable en mujeres que ya hayan dado a luz anteriormente.

¿Cuándo debería llamar a mi médico?

Llama a tu médico si te encuentras en una de las siguientes situaciones:

  • Si expulsas el tapón mucoso antes de las dos semanas previas a la fecha prevista de parto
  • Si observas una gran cantidad de sangre
  • Si percibes un olor desagradable

 

Y recuerda: si rompes aguas o empiezas a sentir contracciones de suaves a moderadas cada 4 o 5 minutos, es hora de que se lo comuniques a tu médico. Pronto conocerás a tu bebé.

Tags:

Olga Mecking

Related posts

Related posts

Al continuar navegando en esta web, aceptas el uso de cookies. Más información Aceptar

This site is using first and third party cookies to be able to adapt the advertising based on your preferences. If you want to know more or modify your settings, click here. By continuing to use the site, you agree to the use of cookies.