AvaWorld

Embarazo

El folato frente al ácido fólico: cómo decidir cuál es la mejor opción para ti

Muchas mujeres ya saben que el folato es una de las vitaminas prenatales más importantes que se debe consumir durante el embarazo. Sin niveles adecuados de esta vitamina, el tubo neural (que se convierte en la médula espinal fetal) no puede cerrarse, lo que genera defectos de nacimiento como la espina bífida e incluso el aborto espontáneo.

Por tanto, todo el mundo estará de acuerdo en que es importante incorporar folato a la dieta de las mujeres embarazadas, ¿verdad?

Pues en realidad no.

Existe bastante controversia respecto a si la versión sintética, el ácido fólico, resulta más perjudicial que la versión natural del folato, especialmente si tienes ciertos factores de riesgo genético, como la mutación MTHFR.

Por lo que, si bien casi todos están de acuerdo en que el folato es importante, la controversia que rodea al folato frente al ácido fólico ha causado confusión acerca de cuál es mejor para las mujeres. Este artículo explicará qué es el folato, por qué resulta importante y qué necesitas saber sobre esta controversia en relación con tu fertilidad y salud general.

¿Qué es el folato?

«Folato» es un término amplio que hace referencia tanto a la versión sintética como a la natural de esta vitamina.

La versión sintética, o ácido fólico, se usa popularmente en las vitaminas, incluidas las vitaminas prenatales, y las agencias de salud lo utilizan para enriquecer las semillas, los cereales y el pan.

El folato está presente en los alimentos en la forma de  monoglutamato de folato y poliglutamato de folato, que se encuentran en las hojas verdes y legumbres.

Cuando ingieres sustancias biológicas, como azúcares y nutrientes, tu cuerpo tiene que transformarlas (es decir, metabolizarlas) para puedan usarse como energía. Las células de los intestinos transforman fácilmente el folato presente en los alimentos en una forma de ácido fólico denominada 5-metiltetrahidrofolato (5-MTHF). Esta es la versión de la vitamina que ves como «folato» o suplemento de «folato natural» en la tienda, vitamina que circula por la sangre.

¿Por qué es importante el folato para mi fertilidad?

Una vez en la sangre, el 5-MTHF actúa esencialmente como un autobús de moléculas que transporta diferentes pasajeros, grupos de metilo y grupos de carbono, y los deja en diferentes paradas:

  • La parada de la homocisteína: el 5-MTHF puede dejar a los grupos de metilo en la molécula homocisteína. Esto transformará la homocisteína en metionina, que es un componente básico importante para las proteínas.

Esta parada es fundamental porque cuando los niveles de folato son bajos, se acumula demasiada homocisteína y no se convierte en metionina, y esta homocisteína adicional puede resultar tóxica para las células.

  • La parada de la síntesis del ADN: el 5-MTHF libera a los grupos de carbono para hacer purinas y pirimidinas (los componentes básicos del ADN).

Ambos procesos son cruciales para el desarrollo inicial del feto y del tubo neural, que se produce durante las primeras semanas del embarazo. Por esta razón, se recomienda a las mujeres que tomen vitaminas prenatales incluso antes de quedar embarazadas, de modo que ya haya suficiente presencia de folato en el momento de la concepción.

Otro punto importante es que el folato no solo es importante para las futuras madres, sino también para los futuros padres. Como el folato es importante para producir ADN y proteínas, también lo es para producir espermatozoides sanos1.

 

¿Por qué es importante el folato para mi salud general?

La producción de proteínas y ADN es fundamental para muchos procesos biológicos a lo largo de toda la vida, no solo cuando una mujer intenta quedar embarazada. Por lo tanto, el folato es importante para tu bienestar general, no solo durante el embarazo. De hecho, la carencia de folato se vincula a estados de anemia2y depresión3.

¿En qué se diferencia el ácido folico del folato?

Si el 5-MTHF es un autobús de moléculas, el ácido fólico es el mismo autobús pero con un cepo químico en la rueda. Puede hacer todo lo que hace el 5-MTHF, pero es básicamente inservible a menos que se elimine el cepo.

Así pues, ¿cómo puede tu cuerpo deshacerse del cepo? Es un proceso de dos pasos:

  • Primer paso: convertir el ácido fólico en tetrahidrofolato usando la enzima hepática dihidrofolato reductasa.
  • Segundo paso: convertir el tetrahidrofolato en 5-MTHF bioactivo usando otra enzima hepática , la metilentetrahidrofolato reductasa (MTHFR).

Entonces, ¿qué problema hay en usar ácido fólico?

Todo va bien si estas dos enzimas hepáticas están disponibles para llevar a cabo estas transformaciones químicas. Se retira el cepo y el ácido fólico puede intervenir y hacer lo mismo que el 5-MTHF.

El problema reside en que estas enzimas no siempre están listas para la cantidad de ácido fólico que ingieres.

De hecho, durante el primer paso, es relativamente fácil que esa enzima se vea sobrecargada y ralentice la rapidez con que puede procesar el ácido fólico4. Esto resulta problemático porque el uso de esta versión sintética está muy extendido en las semillas, los cereales y los panes, así como en las vitaminas prenatales estándar y los complejos multivitamínicos. Cuando la enzima se ve sobrecargada en el primer paso, se acumula ácido fólico no metabolizado (UMFA), que se ha relacionado con el riesgo de cáncer (lo comentamos a continuación)

¿El ácido fólico es peligroso para las personas con mutación MTHFR?

Durante el segundo paso, la enzima MTHFR es importante para transformar finalmente el ácido fólico en 5-MTHF. El problema es que las diferentes variantes genéticas del MTHFR pueden afectar al funcionamiento de esta enzima.

El ADN es básicamente una cadena de nucleótidos, que son los componentes básicos del ADN. El gen MTHFR es una cadena muy larga de estos nucleótidos, y debemos centrarnos en el nucleótido n.° 677. Aquí es donde se puede producir el polimorfismo, o intercambio genético en nucleótidos.

Si tienes la variante C677C, la codificación del MTHFR es normal.

Si tienes la variante C677T, el MTHFR funciona aproximadamente a un 65 % de la actividad normal.

Si tienes la variante T677T,el MTHFR funciona aproximadamente a un 30 % de la actividad normal.

Por lo que, a pesar de que es un único nucleótido, tiene una gran influencia en la capacidad del cuerpo para procesar el ácido fólico. Si tienes las variantes C677T o T677T, esto significa que tienes un mayor riesgo de acumulación de UMFA, lo que podría aumentar el riesgo de padecer cáncer y enfermedades vasculares. 5.

Las variantes C677T y T677T también se asocian con un mayor riesgo de defectos del tubo neural. Curiosamente, las personas con la variante T677T (la que tiene la actividad enzimática MTHFR más baja) experimentan un aumento en los niveles de folato cuando toman una dosis de suplementos de 5-MTHF, pero no con los suplementos de ácido fólico. Cabe señalar que el estudio solo analizó los niveles de folato después de una dosis de tratamiento, y no del uso diario de suplementos, por lo que no está clara la relevancia de este dato en caso de tomar un complejo multivitamínico o una dieta rica en ácido fólico a diario. 6.

¿Debería usar un suplemento de 5-MTHF en lugar de ácido fólico?

Para responder a esa pregunta, tendrás que pensar en tu propia evaluación de riesgos personales. El motivo es que existen pruebas clínicas fiables de que el 5-MTHF y el ácido fólico resultan igualmente beneficiosos (y hay ciertas evidencias de que el 5-MTHF es incluso mejor) para mejorar el nivel de folatos en las mujeres7. El único problema es que demostrar que el 5-MTHF es una buena forma de mejorar el nivel del folato NO es lo mismo que demostrar que el 5-MTHF previene los defectos del tubo neural.

Los niveles bajos del 5-MTHF en la madre aumentan el riesgo de defectos de nacimiento, y es probable que el ácido fólico proteja contra estas consecuencias debido a su conversión en 5-MTHF8. SIN EMBARGO, no hay datos clínicos disponibles para afirmar rotundamente que los suplementos con 5-MTHF ofrezcan el mismo nivel de protección que el ácido fólico a la hora de prevenir defectos del tubo neural. ¿Por qué no se dispone de datos? Debido a restricciones de carácter ético.

Para responder realmente a esta parte del debate sobre el folato frente al ácido fólico, los científicos tendrían que asignar aleatoriamente tratamientos de 5-MTHF, ácido fólico o placebo a las mujeres

y comparar el número resultante de defectos del tubo neural. En este experimento hipotético, la administración de placebo y potencialmente incluso la administración de 5-MTHF podría poner en grave peligro la salud de las mujeres y sus bebés. Desde el punto de vista ético, este experimento sencillamente no es posible.

Por lo tanto, sin este experimento, es difícil afirmar con certeza que la administración de suplementos de 5-MTHF ofrece el mismo nivel de protección que el ácido fólico a la hora de prevenir los defectos del tubo neural. Como ya existen pruebas de que el ácido fólico reduce los defectos del tubo neural9, hay un argumento sólido para usarlo. Mientras que, si bien el razonamiento para usar el 5-MTHF es firme, la ausencia de pruebas experimentales lo convierte en una opción de mayor riesgo.

Nota al margen: un interesante estudio comparó el ácido fólico y el 5-MTHF en mujeres que habían dado a luz recientemente y estaban amamantando ya que, en estas circunstancias, no existen las mismas restricciones éticas. Curiosamente, descubrieron que el 5-MTHF era más beneficioso que el ácido fólico para el nivel de folato a largo plazo (ambos tratamientos fueron igualmente efectivos para mejorar el nivel de folato a corto plazo)10. Esto es importante porque las mujeres pueden dejar de tomar vitaminas prenatales después de dar a luz, pero la lactancia puede reducir los niveles de folato. Por tanto, usar un suplemento de 5-MTHF puede resultar más beneficioso que el consumo de ácido fólico para las madres que amamantan.

Conclusión: los suplementos de 5-MTHF generalmente parecen ser tan eficaces (si no mejores) que la administración de suplementos de ácido fólico en los biomarcadores de folato de las mujeres. Pero la ciencia no puede decirte con certeza cuáles serán las consecuencias respecto a los defectos del tubo neural y, por consiguiente, esa será una decisión que tú y tu médico tendréis que tomar juntos.

Quiero ver todas las pruebas y tomar una decisión por mi cuenta. ¿Qué debería buscar en los datos?

Ahora que tienes más información acerca de la controversia, puede que te interese leer las pruebas clínicas por tu cuenta para poder hablar con tu médico y tomar una decisión basada en las evidencias. ¡Siempre es buena idea!

A modo de orientación para tu búsqueda científica, aquí tienes varias preguntas que te ayudarán a sacar tus propias conclusiones:

  • «¿El estudio utilizó un control de placebo?»: este es un componente realmente importante para un buen experimento. Si no hay tratamiento con placebo o control, no hay forma de determinar cuánto influyó el tratamiento experimental en el resultado.
  • «¿Quiénes fueron los sujetos?»: algunos estudios utilizarán solo hombres, otros solo mujeres. Otros estudios pueden excluir a los sujetos con las mutaciones de MTHFR. Ten en cuenta los sujetos del estudio porque esto influirá en la relevancia que tienen los datos para ti.
  • «¿Cuánto tiempo duró la intervención?»: algunos estudios medirán una dosis única de folato y otros administrarán el tratamiento durante varias semanas. Estas diferencias de tiempo pueden afectar a la magnitud de los cambios de folato observados, por lo que es importante tener en cuenta la duración del tratamiento.
  • «¿Analizó el estudio el nivel de folato en el plasma o en los glóbulos rojos?»: la respuesta a esta pregunta te dirá la relevancia del experimento a la hora de realizar cambios en el nivel de folato a corto o largo plazo. Los cambios a corto plazo aparecen en los niveles de folato en el plasma, y los cambios a largo plazo aparecen en los niveles de folato en los glóbulos rojos.

Glosario

  • 5-MTHF: versión bioactiva de la vitamina que se produce fácilmente a partir de la ingesta dietética de alimentos ricos en folato, que se absorbe en las células intestinales.
  • Dihidrofolato reductasa: enzima hepática que toma el ácido fólico y lo reduce químicamente a tetrahidrofolato.
  • Ácido fólico: versión sintética de la vitamina que se encuentra en las vitaminas prenatales o en la mayoría de los suplementos vitamínicos sin receta. También se incorpora a semillas, cereales y panes.
  • Homocisteína: molécula que el folato puede convertir en metionina, un componente básico de las proteínas. El exceso de homocisteína puede resultar peligroso para las células y está relacionado con la homocistinuria. La homocisteína y el folato generalmente están inversamente relacionados, por lo que si los niveles de folato son bajos, los niveles de homocisteína normalmente son altos.
  • Mutación MTHFR: dependiendo de ciertas variantes de este gen, tener una o dos T puede significar una actividad reducida de esta enzima.
  • Folato de monoglutamato y folato de poliglutamato: son formas naturales de folato que se encuentran en alimentos como las legumbres y las verduras de hoja verde.
  • Tetrahidrofolato: versión intermedia del folato entre el ácido fólico y el 5-MTHF.
  • Ácido fólico no metabolizado: cuando el hígado no puede convertir el ácido fólico en 5-MTHF, se acumula en el cuerpo y se excreta por la orina en forma de ácido fólico no metabolizado.

 

Related posts

Related posts