Cómo funciona Ava

Cómo la pulsera Ava detecta la ventana fértil

El monitorizador de fertilidad Ava, es para mujeres que quieren monitorizar su salud mientras intentan concebir o bien para mujeres que quieren comprender mejor su cuerpo.

Ava es un método sin precedentes para monitorizar el ciclo de la mujer. Mientras duermes, Ava registra 5 señales de fertilidad.* El algoritmo de Ava utiliza estos datos para detectar, en tiempo real, tus 5 días más fértiles.

Los métodos de seguimiento de la fertilidad que se basan en un sólo parámetro, como la fecha de tu período o tu temperatura, no pueden detectar con precisión la ventana fértil al completo. Al monitorizar 5 señales fisiológicas de fertilidad, Ava detecta los primeros signos del comienzo de tu ventana fértil, como también confirma su final.

Usa Ava por la noche y deja que la magia suceda mientras duermes.

  • Ava publicó un artículo clínico revisado por pares donde descubrió que hay 5 señales fisiológicas que cambian durante el ciclo menstrual, de modo que pueden ser utilizadas para identificar la ventana fértil en tiempo real con una precisión del 89% (el rendimiento del algoritmo puede mejorarse con ciclos más regulares y disminuir con ciclos menos regulares).
  • El estudio clínico de Ava, con más de 200 mujeres y más de 1000 ciclos menstruales registrados, se publicó en el Journal of Medical Internet Research.
  • Ava es un dispositivo homologado por la FDA y certificado por la CE

Una nueva forma de llevar el control

Ava se usa cada noche mientras duermes, cuando el cuerpo está completamente en reposo y no está influenciado por ninguna actividad.

Sincroniza la pulsera Ava con la aplicación cada mañana.

Consulta los datos vinculados con tu fase menstrual, sueño, estrés y frecuencia del pulso en reposo. Durante el embarazo, controla también el peso y el progreso fisiológico.

Qué puede medir Ava

TEMPERATURA DE LA PIEL

Temperatura de la piel de tu muñeca.

La temperatura de la piel es una de las señales que utiliza Ava para identificar tu ventana fértil. Aumenta aproximadamente medio grado después de la ovulación y permanece elevada hasta el comienzo de tu próximo periodo. Durante el embarazo, la temperatura se mantiene elevada. Si alguna vez has realizado un seguimiento de tu temperatura corporal basal de manera oral, observarás que la temperatura registrada por Ava es varios grados más baja que la temperatura oral. Es normal que la temperatura de la piel sea más baja que la temperatura oral. A pesar de ello, descubrimos que muestra el típico patrón bifásico a lo largo el ciclo.

Si te has tomado alguna vez la temperatura basal por vía oral, habrás notado que las lecturas de temperatura de Ava son un par de grados menores que las de tu temperatura oral. Es normal que la temperatura de la piel sea inferior y más variable que la temperatura oral.

Las lecturas medias de la temperatura de la piel —con una temperatura ambiente de entre 18 y 25 grados— varía entre 32,5 y 36,7 grados centigrado.

FRECUENCIA DEL PULSO EN REPOSO

Cuántas veces por minuto late tu corazón en reposo.

La frecuencia del pulso en reposo es menor durante la fase folicular que durante la fase lútea. El socio de investigación clínico de Ava, el Hospital Universitario de Zurich, identificó más variaciones en la frecuencia del pulso en reposo durante el ciclo menstrual: la frecuencia del pulso en reposo incrementó en unos 2.1 latidos más por minuto al inicio de la ventana fértil.

Durante el embarazo, la frecuencia del pulso en reposo se mantiene elevada.

La frecuencia del pulso en reposo típica varía entre 40 y 80 LPM. Si realizas mucha actividad física, tu frecuencia de tu pulso en reposo puede ser incluso menor a 40 LPM. El estrés, las enfermedades y el alcohol pueden causar un incremento temporal de la frecuencia del pulso en reposo.

FRECUENCIA RESPIRATORIA

La frecuencia respiratoria es el número de respiraciones por minuto.

La literatura cientifica muestra que la frecuencia respiratoria es mayor en la fase lútea que en la fase folicular. La frecuencia respiratoria puede variar enormemente durante un mismo día en función de tus actividades pero normalmente durante el sueño es mucho más estable y varía entre 10 y 25 LPM.

ÍNDICE DE VARIABILIDAD DE LA FRECUENCIA CARDÍACA (VFC)

Cuanto menor sea tu índice de VFC, menor será tu nivel de estrés.

La VFC es la variación del intervalo de tiempo que hay entre un latido y el siguiente. Puede emplearse como indicador de estrés fisiológico: una gran variación en el intervalo que hay entre latidos —es decir, una VFC alta— indica que eres más resistente al estrés y que estás menos estresada. Ava mide el índice entre las ondas de baja y alta frecuencia de tu frecuencia cardíaca. Dado que Ava usa este índice para medir la VFC, obtener una cifra inferior indica que estás menos estresada.

El índice de VFC normal varía mucho de una persona a otra, pero identificar incrementos o reducciones en tu índice de VFC de referencia te permite conocer el nivel de estrés fisiológico de tu cuerpo.

PERFUSIÓN

La perfusión es el proceso de distribución de sangre a los tejidos de tu cuerpo.

Al fluir por los tubos capilares, tu sangre distribuye nutrientes a los tejidos y contribuye a eliminar residuos. Después, la sangre vuelve al corazón y comienza el proceso de nuevo.

Si has tenido alguna vez una cinta elástica atada al dedo y has sentido cómo se interrumpe el flujo sanguíneo, ya estás familiarizada con el proceso de la perfusión. Si bien puedes limitar la perfusión con una cinta elástica, este proceso también puede cambiar de forma natural por diferentes motivos. Por ejemplo, tu perfusión cambia para calentarte o enfriarte. La perfusión también cambia durante el ciclo menstrual: se encuentra en su punto más bajo al inicio de tu ventana fértil y en el más alto durante la fase lútea.

MOVIMIENTO

Ava monitoriza tus movimientos gracias a un acelerómetro.

Este parámetro le permite diferenciar entre sueño ligero y sueño profundo más fase REM.

SUEÑO

Cantidad total de horas de sueño y proporción entre sueño ligero y sueño profundo más fase REM.

La cantidad y calidad de tu sueño son parámetros importantes para realizar un seguimiento de tu fertilidad. Tu ciclo menstrual puede influir en tu sueño, que a su vez puede influir en tu ciclo menstrual.
El embarazo también influye en tu sueño.

Ava monitoriza la cantidad de horas que duermes cada noche. Ava también monitoriza el porcentaje de la combinación de sueño profundo con fase REM. El sueño produndo es importante para sentirte descansado al día siguiente, mientras que el REM es importante para el aprendizaje y la memoria.

Los ciclos de sueño típicos en adultos son de 50 por ciento a 65 por ciento de sueño ligero, y de 35 por ciento 50 por ciento de sueño profundo más fase REM.

La ciencia detrás de Ava

Uso de señales de fertilidad fisiológicos para monitorizar el ciclo y la salud de la mujer

Ava es el primer y único producto que monitoriza 5 señales fisiológicas de fertilidad.*

La mayoría de los productos de seguimiento de la fertilidad en el mercado se basan en un único parámetro, por lo que ofrecen un cuadro incompleto del nivel de fertilidad de la mujer. Estos parámetros incluyen temperatura basal y la HL en la orina. Si se emplean de forma independiente, ninguno de estos métodos permite detectar con precisión el inicio de la ventana fértil ni confirmar la ovulación. Además, la fiabilidad de un único parámetro puede verse comprometida por algunos factores desconcertantes. Por estos motivos, son muchas las mujeres que emplean simultáneamente múltiples métodos para monitorizar la fertilidad, aunque sea un proceso tedioso que requiera tiempo

Ava realiza un seguimiento de múltiples parámetros fisiológicos correlacionados con la fertilidad para que las usuarias no tengan que hacerlo y así ofrece predicciones más precisas.

Estudio clínico

Ava publicó un artículo clínico revisado por pares en el Journal of Medical Internet Research. Dicho estudio clínico descubrió que hay 5 señales fisiológicas que cambian durante el ciclo menstrual, de modo que pueden ser utilizadas para identificar la ventana fértil en tiempo real con una precisión del 89% (el rendimiento del algoritmo puede mejorarse con ciclos más regulares y disminuir con ciclos menos regulares).

Los primeros hallazgos de Ava se publicaron en mayo de 2017 en la revista revisada por pares Scientific Reports. El estudio identificó múltiples señales fisiológicas que se correlacionan tanto con el aumento de estradiol que precede a la ovulación, como con el aumento de progesterona que sigue a la ovulación. Ava ha protegido estos métodos con múltiples solicitudes de patente. Se observó un aumento significativo en la frecuencia del pulso durante la ventana fértil en comparación con la fase menstrual (2.1 latidos por minuto). Además, la frecuencia del pulso durante la fase lútea media también se mantenía significativamente elevada en comparación con la ventana fértil (1,8 latidos por minuto).

La correlación entre la frecuencia del pulso y la ventana fértil

Hay estudios clínicos previos que demuestran que existe un incremento significativo de la frecuencia cardíaca —medida en clínica— durante la ventana fértil en comparación con la de la fase menstrual2. Se llevó a cabo un estudio clínico observacional para comprobar si los sensores fotoplestimográficos (PPG por sus siglas en inglés) colocados en la muñeca podían reproducir esta asociación observada clínicamente. Ciertamente, los resultados del estudio clínico indican que la frecuencia cardíaca medida por sensores PPG en la muñeca es significativamente más elevada que durante la fase menstrual. Las ventajas de emplear sensores corporales son numerosas, e incluyen la posibilidad de monitorizar continuamente la frecuencia cardíaca durante el sueño para minimizar las interferencias causadas por la cambiante actividad diaria.

El estudio clínico también demostró que la correlación entre la frecuencia cardíaca y las distintas fases menstruales es consistente independientemente de la amplia gama de actividades realizadas por las participantes antes de dormir.

Más importantes aún son los algoritmos desarrollados por Ava, que permiten detectar la ventana fértil incluso en personas con ciclos de duraciones altamente variables, algo imposible de lograr mediante el método del calendario.

En conclusión, Ava ofrece una detección de la ventana fértil respaldada científicamente y conveniente para mujeres con ciclos de entre 21 y 35 días de duración, en una presentación sencilla, accesible y asequible.

Preguntas más frecuentes

  • Mis ciclos son irregulares. ¿Puedo usar Ava aun así?

    Mientras tus ciclos suelan durar entre 24 y 35 días, puedes usar Ava. Las futuras versiones de Ava admitirán ciclos más irregulares.

  • ¿Cuál es la precisión de Ava?

    En un  estudio clínico de un año de duración, se demostró que Ava podía reconocer una media de 5,3 días fértiles por ciclo, con un 89% de precisión.

  • ¿Se puede usar Ava para prevenir el embarazo?

    No, Ava no puede usarse como anticonceptivo. Como nuestro objetivo es ayudar a que las mujeres se queden embarazadas, nuestro algoritmo identifica los días más fértiles del ciclo. Si fuera un anticonceptivo, también identificaría los días en los que es improbable pero también posible quedarse embarazada.

    Si practicas la planificación familiar natural (NFP) o métodos para promover la conciencia de la propia fertilidad (FAM), Ava podría ser un gran complemento.

Lee más FAQs

Premios

Pide tu Ava hoy

Toma el control de tu ciclo con Ava. Ninguna otra herramienta de monitoreo de ciclos detecta cinco días fértiles por ciclo ni te ofrece información sobre tu sueño, estrés y frecuencia cardíaca en reposo.

PIDE TU AVA
Al continuar navegando en esta web, aceptas el uso de cookies. Más información Aceptar

This site is using first and third party cookies to be able to adapt the advertising based on your preferences. If you want to know more or modify your settings, click here. By continuing to use the site, you agree to the use of cookies.