AvaWorld

Embarazo

¿Tienes un retraso pero la prueba de embarazo te da negativa? Averigua por qué.

¿Por qué se te retrasa la regla pero las pruebas de embarazo te dan negativas? Porque no es que tengas un retraso, es que probablemente ovulaste tarde. Sin monitorizar el ciclo, es imposible saber cuándo hay que hacerse una prueba de embarazo.

¿Tu ciclo funciona como un reloj?

Hay mujeres que tienen ciclos irregulares y nunca saben cuándo les llegará la regla. Otras mujeres tienen ciclos muy regulares y siempre les llega la regla en intervalos predecibles1. Si la duración de tu ciclo suele ser bastante consistente, un retraso puede ser preocupante. Sin embargo, tu cuerpo no es una máquina y que hayas tenido ciclos regulares en el pasado no te garantiza tener ciclos regulares en el futuro.

Para que no te sorprenda una prueba de embarazo negativa Lo bueno es que si entiendes las fases del ciclo menstrual y sabes monitorizarlas, siempre sabrás determinar cuándo esperar la regla.

El ciclo menstrual se divide en dos fases. La fase folicular empieza el primer día de tu regla y acaba al ovular. La fase lútea empieza después de ovular y acaba cuando te llega la próxima regla.

Durante la ovulación, uno de los folículos de tu ovario libera un óvulo. Ese folículo se transforma en el llamado cuerpo lúteo, una estructura temporal que secreta progesterona. La progesterona ayuda a engrosar el revestimiento uterino. A las dos semanas, el cuerpo lúteo se queda sin progesterona, ya no se mantiene el revestimiento uterino y este es eliminado durante el periodo.

La fase lútea oscila entre 10 y 16 días, pero no suele variar demasiado en una misma mujer. Si tu fase lútea suele durar 12 días, puede que en ocasiones dure 11 o 13 días, pero probablemente nunca 16 días2.

Por otro lado, la fase folicular puede ser sensible al estrés fisiológico. Los viajes, el estrés, las enfermedades y los cambios en la dieta y ejercicio pueden hacer que ovules más tarde de lo normal. Dado que la duración de la fase lútea suele ser fija, una fase folicular más larga implicará que el periodo te llegue más tarde de lo normal, pero habrá pasado el mismo número de días desde la ovulación.

En la práctica

Por ejemplo: Jessica suele tener un ciclo de 30 días. Como lo monitoriza todo, sabe que suele ovular el día 17 de su ciclo y suele tener una fase lútea de 13 días. Este mes, se fue a Fiyi de luna de miel el día 10 de su ciclo. No sintió estrés —¡de hecho se lo pasó pipa!— pero el jet lag provocó estrés a su cuerpo. Lo suficiente para retrasar la que suele ser su fecha de ovulación dos semanas, así que no ovuló hasta que volvió de viaje, el día 30 de su ciclo. No le preocupó que no le llegara la regla porque sabía que no le vendría hasta pasados 13 días desde su ovulación. Y el día 43 de su ciclo, le vino, como un reloj.

Conclusión: cuándo te venga la regla depende de cuándo ovulas y de cuándo dura tu fase lútea.

Related posts

Related posts