AvaWorld

Complicaciones y aborto involuntario

Síntomas y señales del aborto natural: ¿Cómo puedes saberlo?

Los primeros días del embarazo pueden ser emocionantes, y también provocar ansiedad. ¿Cómo saber si va a prosperar? ¿Existen síntomas y señales de aborto natural en los que debería fijarme?

Las mujeres que experimentan sangrado, manchado, secreción marrón, retortijones, o pérdida de los síntomas del embarazo muchas veces se temen lo peor, pero ninguna de estas son señales concluyentes de abortos naturales. Muchas mujeres con estos síntomas llegan a tener embarazos completos perfectamente saludables, y algunas de las que no presentan ninguno de estos síntomas terminan abortando.

Por la misma razón, algunas mujeres no reciben ninguna señal de un aborto natural, y no descubren que han perdido el bebé hasta su próxima cita con el médico. Esto se conoce como aborto espontáneo perdido. Solo se da en aproximadamente el uno por ciento de todos los embarazos.

Lo primero que debe saber es que si bien el aborto natural y el embarazo químico son algo común (hasta el 25 por ciento de los embarazos terminan en abortos naturales), cuando la primera prueba de embarazo es positiva, el resultado más probable es no tener un aborto natural. (Para quedarte más tranquila, consulta esta calculadora de probabilidades de aborto).

Sin náuseas matutinas

Es cierto que las náuseas muchas veces son síntoma de un embarazo saludable: el riesgo de aborto natural en mujeres con náuseas es un tercio que el de las mujeres sin náuseas1. Sin embargo, la ausencia de náuseas no indica necesariamente un aborto natural inminente. Entre el 20 y el 30 por ciento de las mujeres logran evitar por completo las náuseas matutinas, y, aun así, dan a luz bebés perfectamente sanos.

La viabilidad del embarazo no es el único factor que determina si experimentarás náuseas matutinas. Los datos demográficos también tienen su papel. Las mujeres blancas son más propensas a las náuseas que las mujeres negras o asiáticas2, y las mujeres negras son más propensas a experimentar náuseas solo en el tercer trimestre. Las náuseas también tienden a empeorar con cada embarazo posterior.

El tiempo también importa: la falta de náuseas matutinas antes de las siete semanas no predice el riesgo de aborto natural. Solo durante la octava semana de embarazo, la falta de náuseas indica una mayor probabilidad de aborto natural3. No parece importar cuándo empiecen o terminen las náuseas, siempre y cuando hayan comenzado en la octava semana.

Después del primer trimestre, las náuseas ya no influyen en el riesgo de aborto natural. Si eres una de las pocas afortunadas que no tiene náuseas matutinas, cuando llegues al segundo trimestre, tus probabilidades de aborto natural son las mismas que las de cualquier otra persona (menos del uno por ciento4).

También es importante tener en cuenta que las náuseas matutinas no se interpretan bien: nadie sabe realmente si tienen una finalidad o si son solo un efecto secundario desagradable debido al aumento de los niveles de hormonas durante el embarazo. Aunque está claro que los embarazos saludables implican náuseas matutinas con mayor frecuencia, pocos investigadores creen que la ausencia de náuseas pueda provocar realmente un aborto natural. ¿Por qué no? Bien, para empezar, las mujeres embarazadas que toman medicamentos contra las náuseas no obtienen peores resultados que las que no los toman.

En resumen: las mujeres que no tienen náuseas matutinas tienen un índice de aborto natural más alto, pero la falta de náuseas matutinas no significa que vayan a abortar.

Desaparición de los síntomas del embarazo

¿Qué pasa si tienes síntomas como náuseas, fatiga y dolor en los senos, pero luego desaparecen? ¿Significa esto que tienes un mayor riesgo de aborto natural?

El hecho es que la intensidad y la duración de los síntomas del embarazo pueden variar tanto, que un cambio en los síntomas no debe considerarse una señal de aborto natural. Es cierto que algunas mujeres que sufren abortos naturales notan una reducción repentina de los síntomas del embarazo, o simplemente ya no «sienten» el embarazo. También es cierto que muchas mujeres notan que sus síntomas del embarazo desaparecen y, sin embargo, no pasa nada. Y que otras mujeres experimentan fuertes y consistentes síntomas de embarazo, y aun así tienen abortos naturales.

Es normal que los síntomas del embarazo desaparezcan hacia el final del primer trimestre, pero para muchas mujeres pueden desaparecer antes, o ir y venir. No necesitas sentirte mal, hinchada y cansada todos los días para tener un embarazo saludable. Si notas que tus síntomas de embarazo no son tan fuertes como antes, ¡considérate afortunada e intenta disfrutarlo!

En resumen: trata de no leer demasiado sobre los cambios diarios de los síntomas de tu embarazo. Es normal que los síntomas varíen bastante durante el primer trimestre.

Sangrado o manchado

Los manchados durante el embarazo pueden ser aterradores, pero eso no significa necesariamente que vayas a tener un aborto natural, incluso si el sangrado es abundante o si estás expulsando coágulos. De hecho, manchar durante el embarazo es bastante normal, y generalmente benigno. No hay forma de diagnosticar la causa de las manchas sin realizar más pruebas, por lo que es importante avisar a tu profesional médico.

Además de por el aborto, el sangrado o manchado durante el embarazo puede provocarlo la irritación del cuello uterino, una infección o algo llamado hematoma subcoriónico. A veces no existe una causa conocida para el manchado, pero si los ultrasonidos indican que todo está bien, generalmente es una señal de que tu bebé está bien.

En resumen: el manchado o sangrado durante el embarazo puede ser aterrador, pero no necesariamente significa que estés teniendo un aborto natural.

Dolores

La mayoría de las mujeres experimentan dolores al menos leves al principio del embarazo. Esto puede deberse a varios factores. A medida que tu útero se expande durante el primer trimestre, puedes sentir sensaciones abdominales extrañas o dolores como los del periodo.

El dolor que provocan los gases es otra causa común de dolores al principio del embarazo. Los niveles altos de progesterona ralentizan la digestión y pueden dificultar la digestión de comidas copiosas. ¡Aunque solo se trate de gases, puede ser sorprendentemente intenso y doloroso!

En resumen: aunque los dolores por sí solos no son por lo general una señal de aborto natural, si al mismo tiempo experimentas sangrados, es una buena idea que llames a tu médico.

Las pruebas de embarazo no se vuelven más oscuras

Las pruebas de embarazo buscan la presencia de una hormona llamada hCG. Durante las primeras semanas del embarazo, los niveles de hCG aumentan muy rápidamente. En la mayoría de los embarazos viables, los niveles de hCG deberían duplicarse aproximadamente cada 48 horas. Un aumento lento de los niveles de hCG puede ser una señal de aborto natural o de embarazo ectópico.

Si te sometes a una prueba de embarazo unos días antes de que termine tu período, puede ser que observes que la segunda línea es bastante tenue. A medida que aumenten los niveles de hCG, la segunda línea de las pruebas posteriores que realices se volverá más oscura. Si la segunda línea de la prueba nunca se oscurece o comienza a aclararse, a veces puede ser una señal de un embarazo químico.

Pero las pruebas de embarazo que no se vuelven más oscuras no necesariamente significan que tu embarazo esté condenado al fracaso. Las pruebas de embarazo no miden la hCG de forma tan precisa como los análisis de sangre, y las diferentes variantes de la prueba y la saturación de la orina pueden afectar al nivel de hCG detectado.

También es importante tener en cuenta que después de las siete semanas de embarazo (tres semanas después de la desaparición de tu período), las pruebas de embarazo ya no son fiables, debido a algo denominado efecto gancho. Llegado ese punto, la concentración de hCG se compone principalmente de una variante de la hCG que las pruebas de embarazo domésticas no pueden detectar. Esto puede hacer que las pruebas de embarazo realizadas después de las primeras semanas de embarazo sean más tenues o incluso negativas. Para comprobar si estás experimentando el efecto gancho, diluye la orina en agua y vuelve a realizar la prueba: debería ser más oscura.

El resultado final: las pruebas de embarazo que no se oscurecen pueden ser una señal de un embarazo químico, pero también hay otras explicaciones para esto.

 

Related posts

Related posts