AvaWorld

Complicaciones y aborto involuntario

Embarazo ectópico: Por qué se produce y qué deberías saber al respecto 

Un embarazo ectópico se produce cuando un óvulo fecundado se implanta fuera del útero, normalmente en las trompas de Falopio, aunque también es posible que un embarazo ectópico se implante en los ovarios, el abdomen o el cuello uterino. 

Un embarazo ectópico es una afección grave que puede poner en peligro la vida de la madre si no se trata. Si sospechas que puedes tener un embarazo ectópico, deberías acudir a un médico de inmediato. 

¿Por qué se producen los embarazos ectópicos? 

En la mayoría de los embarazos, el óvulo fertilizado viaja a través de las trompas de Falopio para llegar al útero, donde se implanta en la pared uterina y comienza a crecer. Pero en aproximadamente el dos por ciento de los embarazos, el óvulo fertilizado se implanta en otro lugar distinto al útero. 

En la mayoría de los casos, no se puede saber exactamente qué provocó un embarazo ectópico. Pero hay algunos factores que pueden aumentar el riesgo de embarazo ectópico, entre ellos: 

  • Historial de embarazo ectópico. Si has tenido uno en el pasado, corres un mayor riesgo de tener otro, aunque tus probabilidades de tener un embarazo saludable siguen siendo mucho más altas que tus probabilidades de otro embarazo ectópico. 
  • Infección de la inflamación de las trompas de Falopio, el útero o los ovarios. Todo lo que causa inflamación o infección en el sistema reproductor (enfermedad inflamatoria pélvica) puede aumentar el riesgo de embarazo ectópico. A menudo, la causa principal es una enfermedad de transmisión sexual como la gonorrea o la clamidia. 
  • Infertilidad y tratamientos asociados. Algunas investigaciones sugieren una conexión entre la infertilidad y/o el uso de medicamentos para la fertilidad y el embarazo ectópico. 
  • Problemas estructurales. Los embarazos ectópicos son más probables si tu útero tiene una forma inusual, o si las trompas de Falopio fueron dañadas en una cirugía. 
  • Uso de DIU. Es muy raro que se produzca un embarazo cuando se usa un DIU. Pero si se produce, es más probable que este sea ectópico. Esto también es cierto cuando se produce un embarazo después de la ligadura de trompas. 
  • Fumar. Fumar cigarrillos antes de quedarse embarazada puede aumentar el riesgo de embarazo ectópico. El riesgo aumenta cuanto más fumes. 
  • Edad. El embarazo ectópico es más probable en mujeres mayores de 35 años. 

¿Cuáles son las señales del embarazo ectópico? 

Los embarazos ectópicos pueden provocar distintos síntomas en diferentes mujeres. Sobre todo al principio, antes de que el óvulo fertilizado crezca lo suficiente como para causar dolor u otros síntomas. Al principio, es posible que tengas las típicas señales tempranas de embarazo, como dolor en los senos o náuseas. También puedes experimentar: 

  • Manchado en el embarazo, o incluso sangrado, que podrías confundir con tu período 
  • Dolor de espalda 
  • Dolores moderados en un lado del abdomen 
  • Dolor en la zona pélvica 

Si el embarazo sigue adelante lo suficiente como para provocar una rotura, los síntomas pueden intensificarse. Entre ellos están: 

  • Desmayos o mareos 
  • Presión en el recto 
  • Presión sanguínea baja 
  • Dolor en los hombros 
  • Dolor agudo en el abdomen 

¿Cómo se diagnostica un embarazo ectópico? 

La mayoría de las veces, los embarazos ectópicos se diagnostican mediante una combinación de ultrasonido y análisis de sangre. Se usa un ultrasonido para mostrar dónde se encuentra el embarazo. Un embarazo debe ser visible en el útero antes de la sexta semana de gestación (ya que el embarazo se cuenta desde el primer día del último período menstrual basándose en un ciclo de 28 días, seis semanas de embarazo es lo mismo que dos semanas después de la ausencia del período). Es probable que un embarazo sea ectópico si no hay señales de un embrión en el útero, aunque los niveles de hCG sean altos y sigan aumentando (como se puede detectar mediante un análisis de sangre o una prueba de embarazo doméstica).  

Además de un ultrasonido, se pueden hacer dos o más análisis de sangre para la hCG con 48 horas de intervalo (prueba de beta hCG en serie). En las primeras semanas de un embarazo normal, los niveles de hCG se duplican aproximadamente cada 48 horas. Los niveles bajos de hCG, o los niveles de hCG que aumentan en un patrón irregular, sugieren un embarazo ectópico o un aborto natural. 

¿Cómo se trata un embarazo ectópico? 

Una vez diagnosticado un embarazo ectópico, el tratamiento comienza inmediatamente, para evitar el riesgo de rotura. Existen varias opciones diferentes para tratar el embarazo ectópico, entre ellas: 

Finalizar el embarazo con el medicamento metotrexato. Si el embarazo ectópico se detectó lo suficientemente pronto (antes de un latido cardíaco detectable y/o cuando los niveles de hCG están por debajo de 5.000), tu médico puede recomendar tratarlo con metotrexato. El metotrexato se suele usar más como medicamento contra el cáncer. Detiene el crecimiento de las células que se dividen rápidamente. Se administra inyectado. 

Después de una inyección de metotrexato, tu médico controlará tus niveles de hCG, para asegurarse de que estén disminuyendo. Si el embarazo sigue adelante después de la primera inyección, puede que necesites más inyecciones, o cirugía. 

Después del tratamiento con metotrexato, la mayoría de los médicos recomiendan esperar entre tres y seis meses para intentar concebir, ya que existe cierta preocupación de que los efectos residuales del medicamento puedan producir malformaciones congénitas1. 

Finalizar el embarazo con cirugía laparoscópica. Si tu embarazo ectópico está provocando síntomas graves, o ha avanzado más allá de las primeras etapas, es posible que se necesite cirugía con anestesia general. La cirugía laparoscópica utiliza una pequeña incisión para finalizar el embarazo y reparar las trompas de Falopio. 

Finalizar el embarazo con cirugía de emergencia. Si el embarazo ectópico ya se ha roto, se necesitará cirugía de emergencia para extirpar parte o la totalidad de la trompa de Falopio. Uno de los riesgos de la cirugía es una mayor cantidad de tejido cicatrizal, que puede aumentar las probabilidades de embarazo ectópico en el futuro. 

Seguimiento del embarazo con tratamiento expectante. Algunos embarazos ectópicos abortan por sí solos. Si tu embarazo no está avanzado y parece que puede terminar por sí solo, tu médico puede sugerirte que no recibas tratamiento mientras realiza un seguimiento de tus niveles de hCG para asegurarse de que estén disminuyendo. 

¿Es posible salvar un embarazo ectópico? 

Desgraciadamente, no es posible salvar un embarazo ectópico. Una vez que un óvulo fecundado se implanta fuera del útero, no hay forma de trasladarlo al útero. Si el embarazo sigue adelante sin tratamiento, con el tiempo romperá la trompa de Falopio, finalizando el embarazo y amenazando la vida de la madre. 

¿Un embarazo ectópico afectará a mis posibilidades de volver a quedarme embarazada en el futuro? 

Las posibilidades de tener un embarazo exitoso después de uno ectópico son muy buenas. El 65 por ciento de las mujeres experimentan un embarazo saludable antes de 18 meses desde su embarazo ectópico, y algunos estudios muestran que esta cifra se eleva a alrededor del 85 por ciento después de dos años. Estas cifras analizan los resultados del embarazo post-ectópico como un todo. Tus probabilidades de concebir dependerán en gran medida de la salud de las trompas y del tipo de tratamiento que hayas recibido para tu embarazo ectópico. 

 

Related posts

Related posts