Monitoreo de la fertilidad

Duplica las posibilidades de quedarte embarazada con Ava

Monitoreo de la fertilidad 2017-03-21T16:00:40+00:00

Identifica cinco días fértiles por ciclo

Solo es posible concebir seis días al mes, y se ha comprobado clínicamente que Ava detecta cinco de esos días. A diferencia de las pruebas de ovulación que solo te ofrecen uno o dos días fértiles, Ava os ofrece a ti y a tu pareja más tiempo para concebir.

Comienza a controlar tu fertilidad

Duplica las posibilidades de quedarte embarazada

Con Ava tienes el doble de posibilidades de concebir, ya que te dice cuándo empieza tu ventana fértil para que puedas mantener relaciones en ese periodo.

Comienza a controlar tu fertilidad

Monitoriza tu ventana fértil en tiempo real

A diferencia del método de la temperatura que simplemente te avisa después de haber ovulado cuando ya no eres fértil, Ava detecta el inicio de la ventana fértil en tiempo real.

Comienza a controlar tu fertilidad

Fácil de usar

Con Ava, no tienes que madrugar para medir tu temperatura ni recordar que has de hacer pis en un palito.

Simplemente úsala durante la noche y sincronízala con la aplicación a la mañana siguiente para ver el estado de tu fertilidad en tiempo real.

Comienza a controlar tu fertilidad

Fácil de usar

Con Ava, no tienes que despertarte temprano para medir tu temperatura ni recordar que debes orinar sobre una tira.

Simplemente úsala durante la noche y sincronízala con la aplicación a la mañana siguiente para ver el estado de tu fertilidad en tiempo real.

Comienza a llevar el control de tu fertilidad

Lleva el control de tu sueño, estrés y frecuencia cardíaca en reposo

Además de detectar tu fertilidad, Ava también monitoriza la cantidad y calidad de tu sueño, nivel de estrés fisiológico y frecuencia cardíaca en reposo para que puedas asegurarte de que estás en forma para procrear y mantengas una buena salud durante tu embarazo.

Comienza a controlar tu fertilidad

Qué mide Ava

Cuántas veces por minuto late tu corazón en reposo.

La frecuencia cardíaca en reposo es menor durante la fase folicular que durante la fase lútea. El estudio clínico de Ava identificó más variaciones en la frecuencia cardíaca en reposo a lo largo del ciclo menstrual: la frecuencia cardíaca en reposo incrementó en unos tres latidos más por segundo al inicio de la ventana fértil.

La frecuencia cardíaca en reposo típica varía entre 40 y 80 LPM. Si realizas mucha actividad física, tu frecuencia cardíaca en reposo puede ser incluso menor que 40 LPM. El estrés, las enfermedades y el alcohol pueden causar un incremento temporal de la frecuencia cardíaca en reposo.

La temperatura de la piel de tu muñeca.

La temperatura de la piel es uno de los parámetros empleados por Ava para identificar tu ventana fértil. Si alguna vez has medido tu temperatura basal por vía oral, habrás notado que las lecturas de temperatura de Ava son un par de grados menores que las de tu temperatura oral. Es normal que la temperatura de la piel sea inferior y más variable que la temperatura oral.

En grados Celsius:
La lectura media de la temperatura de la piel —al tomarla en una temperatura ambiente de entre 18 y 25 grados Celsius— varía entre 32,5 y 36,8 grados Celsius.

Cuanto menor sea tu índice de VFC, menor será tu nivel de estrés.

La VFC es la variación del intervalo de tiempo entre un latido del corazón y el siguiente. Puede emplearse como indicador de estrés fisiológico: una gran variación en el intervalo que hay entre latidos —es decir, una VFC alta— indica que eres más resistente al estrés y que estás menos estresada. Ava mide el índice entre las ondas de baja y alta frecuencia de tu frecuencia cardíaca. Dado que Ava usa este índice para medir la VFC, obtener una cifra inferior indica que estás menos estresada.

El índice de VFC normal varía mucho de una persona a otra, pero identificar incrementos o reducciones en tu índice de VFC de referencia te permite conocer el nivel de estrés fisiológico de tu cuerpo.

Cantidad total de horas de sueño y proporción entre sueño ligero y sueño profundo más fase REM.

La cantidad y calidad de tu sueño nocturno son parámetros importantes para realizar un seguimiento de tu fertilidad. Tu ciclo menstrual puede afectar tu sueño, que a su vez puede afectar tu ciclo menstrual.

Ava monitoriza la cantidad de horas que duermes cada noche. Esto no incluye el tiempo que puedas invertir leyendo en tu cama; Ava es capaz de diferenciar entre dormir y estar en cama tranquilamente. Ava también monitoriza el porcentaje de sueño ligero y el de la combinación de sueño profundo con fase REM.

Los ciclos de sueño típicos en adultos son de 50% a 65% de sueño ligero, y de 35% a 50% de sueño profundo más fase REM.

La perfusión es el proceso de distribución de sangre a los tejidos de tu cuerpo.

Al fluir por los tubos capilares, tu sangre distribuye nutrientes hacia los tejidos y contribuye a eliminar residuos. Después, la sangre vuelve al corazón y comienza el proceso de nuevo.

Si has sentido cómo se interrumpe el flujo sanguíneo, ya estás familiarizada con el proceso de la perfusión. Si bien puedes limitar la perfusión con una cinta elástica, este proceso también puede cambiar de forma natural por diferentes motivos. Por ejemplo, tu perfusión cambia para calentarte o enfriarte. La perfusión también cambia durante el ciclo menstrual: aumenta durante los días fértiles y disminuye durante la fase lútea.

Frecuencia de respiraciones por minuto

Ava monitoriza tus movimientos gracias a un acelerómetro.

Este parámetro le permite a Ava diferenciar entre sueño ligero y sueño profundo más fase REM.

La pérdida de calor está directamente relacionada con el inicio del sueño.

A medida que pierdes calor a través de tus pies y manos, la temperatura de tu piel aumenta y tu temperatura corporal central disminuye.

La pérdida de calor también está vinculada con tu metabolismo basal. El mecanismo que permite mantener una temperatura superior durante la fase lútea continúa siendo objeto de debate científico. Algunos investigadores creen que la causa es la disminución de la pérdida de calor, mientras otros estiman que se debe a un incremento en la producción de calor interno (una aceleración del metabolismo basal).

La bioimpedancia mide la resistencia del tejido corporal a voltajes eléctricos muy bajos.

Este parámetro ofrece datos sobre la piel, como su hidratación y patrones de sudoración. Como podrás haber notado a lo largo de tu vida, las hormonas reproductivas afectan tu piel. Tu piel puede cambiar durante las distintas fases del ciclo menstrual, la pubertad y el embarazo.

Ava for healthcare professionals

Please confirm that you are a healthcare professional or researcher

I am a healthcare professional

I am interested in Ava for personal use

DESCUBRE AVA | ORDENA TU AVA

Jade & Tanner Got Pregnant with Ava!

Thank you everyone for all the support and for sharing your stories since we announced our pregnancy on Wednesday! We are so excited! For those of you who have been following us for a while, you may have seen our past post back in November about using the @avawomen bracelet to help us get pregnant faster. We got pregnant really soon after we started using Ava! I wore the bracelet every night while sleeping and Ava told us which five days were the best days to try for a baby each month. It took so much stress out of the process and was so easy to use. Since so many of you have kindly opened your hearts to me and have shared your stories about trying to get pregnant, I wanted to share what worked for us. Also, I've partnered with Ava to get you all a $20 off coupon code: JANNERBABY I'll be using Ava for all our future pregnancies and cycle tracking between babies. Thank you, Ava.