AvaWorld

Embarazo

Semana 6 de embarazo

En la semana 6 de embarazo, es posible que finalmente sientas los síntomas de embarazo que estabas esperando. El corazón de tu bebé comienza a latir y puedes verlo y escucharlo en una ecografía. Tus niveles hormonales aumentan rápidamente, lo que provoca cambios de humor y mareos, entre otros cambios. Para muchas mujeres, la semana 6 es el momento en que por fin se sienten embarazadas. Algunos estudios indican que la mayoría de mujeres empiezan a sentir los primeros síntomas del embarazo entre la quinta y la sexta semana de gestación, y el 89 % tiene síntomas hacia el final de la octava semana.

(Y si te interesa realizar el seguimiento de tu embarazo semana a semana, Ava te puede ayudar.)

Semana 6 de embarazo – ¿qué tamaño tiene mi bebé?

Longitud del bebé: 0,33 cm.

Peso del bebé: 0,85 g.

Semana 6 de embarazo – ¿cómo se desarrolla mi bebé?

La semana 6 es una semana de gran crecimiento para tu bebé. Comenzarán a aparecer rasgos faciales, incluyendo lo que se convertirá en su mandíbula, mejillas, mentón y oídos internos. Los pequeños puntos en la cabeza de tu bebé acabarán convirtiéndose en sus ojos y nariz. También empezará a desarrollar los brotes de los brazos y piernas, además de que los pulmones, el hígado y los riñones irán tomando forma. El tubo neural a lo largo de su espalda se va cerrando, se forman los hemisferios cerebrales y su corazón empieza a bombear sangre. Como todavía es pequeño, el latido del corazón no se puede escuchar con un estetoscopio y no siempre es visible en una ecografía.

Si tienes la suerte de escuchar el latido del corazón, notarás que es realmente rápido: alrededor de 110 a 150 latidos por minuto, o el doble del ritmo del tuyo. Esto marca el inicio de un momento muy crítico para el desarrollo de tu bebé. Entre los días 17 y 56 es más vulnerable a cualquier cosa que pueda afectar al crecimiento habitual.

Semana 6 de embarazo – ¿qué ocurre en mi cuerpo?

En el caso de algunas mujeres, éste es el momento en que aparecen los primeros síntomas de embarazo con toda su intensidad: las náuseas, la hinchazón, el dolor mamario y el cansancio están relacionados con el aumento de las hormonas como el estrógeno y la progesterona. Aunque pueden resultar preocupantes, los calambres leves y el manchado durante el embarazo pueden ser normales. Si el dolor es intenso o si se produce un sangrado similar a la menstruación, llama a tu médico. La hinchazón al principio del embarazo es habitual, pero también es normal que pierdas peso debido a las náuseas y a los vómitos. Cada mujer y cada embarazo son diferentes. También puedes tener sensación de mareo ya que el embarazo provoca la dilatación de los vasos sanguíneos y una bajada de la tensión arterial; procura no preocuparte a menos que el mareo sea intenso y vaya acompañado de sangrado vaginal o dolor abdominal.

Semana 6 de embarazo – micción frecuente

Además de síntomas como náuseas e hinchazón, es posible que sientas tu embarazo de otras maneras. Una de ellas es una micción frecuente. En la semana 6, la hormona del embarazo, hCG, aumenta el flujo de sangre hacia tu zona pélvica, tus riñones empiezan a ser más eficientes para eliminar los desechos del cuerpo y tu útero crece, lo que empuja hacia abajo tu vejiga y deja menos espacio de almacenamiento. En el segundo trimestre, el útero se eleva en la cavidad abdominal, pero hasta entonces, es probable que te levantes (y te despiertes a medianoche) con mayor frecuencia para orinar.

Recuerda que es muy importante que te mantengas hidratada durante el embarazo por lo que, aunque la micción frecuente resulte molesta, no has de evitar el consumo de agua. También es un buen momento para mencionar que si te duele o tienes sensación de ardor al orinar, puede que tengas una infección urinaria. El embarazo no es un buen momento para probar con remedios caseros o medicamentos sin receta; si sospechas que tienes una infección urinaria, llama a tu médico.

Ardor de estómago e indigestión

Las posibilidades de pasar un total de nueve meses sin experimentar ardor de estómago son prácticamente nulas. Durante el embarazo, el músculo que generalmente impide el reflujo del ácido del estómago y los jugos digestivos se relaja. Elige ropa que no apriete o presione tu abdomen y come lentamente raciones de tamaño moderado para ayudar a tu estómago a adaptarse.

Semana 6 de embarazo – todavía no me siento embarazada, ¿cuándo lo haré?

Ésta es una pregunta difícil de responder porque cada mujer y cada embarazo son diferentes. Los síntomas de embarazo pueden variar en frecuencia y en intensidad. Por ello, es prácticamente imposible predecir exactamente qué vas a sentir y cuándo.

Sin embargo, en este estudio que evaluó a 136 mujeres en el inicio de los síntomas de embarazo, la mitad de las mujeres experimentó síntomas hacia finales de la quinta semana y el 89 % los experimentó hacia finales de la octava.

Planifica tu primera visita prenatal

Es probable que tu médico no te reciba hasta dentro de varias semanas, cuando el embarazo sea más visible y el latido del corazón se pueda escuchar mejor. Sin embargo, si tienes algún síntoma que te preocupe, es lógico que llames a tu médico para asegurarte de que todo marcha bien.

Ahora es un buen momento para hablar sobre tu primera visita prenatal. Tu médico querrá realizar un examen físico y pélvico, así como varios análisis para determinar tu grupo sanguíneo, factor Rh y niveles de hierro. También es probable que te hagan análisis de enfermedades de transmisión sexual, inmunidad frente a la rubeola o enfermedades genéticas. Los análisis también determinarán si tu bebé corre riesgo de sufrir anomalías cromosómicas. Los análisis de orina verifican los niveles de proteínas, glóbulos rojos y blancos, además de bacterias.

Parecen muchas cosas, pero es importante que tu médico conozca bien tu estado; tu cuerpo va a cambiar mucho en los próximos meses y ser minuciosos al principio evitará muchas complicaciones futuras.

Tu médico te hará muchas preguntas y recuerda que tú también puedes hacérselas. En las semanas previas a tu primera visita, puedes hacer una lista de las preguntas que te vayan surgiendo y asegúrate de llevarla a la cita. No querrás salir de la consulta y acordarte de todas las cosas que querías preguntar pero se te olvidaron.

Embarazo y toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una infección parasitaria común. Normalmente está causada por comer carne poco cocinada o por contacto con heces de un gato infectado y puede transmitirse de madre a hijo si la madre se contagia durante el embarazo (denominada toxoplasmosis congénita). La toxoplasmosis congénita se asocia con la muerte fetal o el aborto espontáneo, y puede provocar déficits neurológicos y daños cerebrales a los bebés. Un simple análisis de sangre puede determinar si has estado expuesta.

Mientras tanto, si tienes un gato, deja de cambiar la arena para los excrementos debido al riesgo de toxoplasmosis. Si eres la única persona que puede cambiar la arena del cajón del gato, utiliza guantes y lávate bien las manos al terminar.

Semana 6 de embarazo – preguntas frecuentes de esta semana

¿Me debo preocupar por el manchado durante el embarazo?

Análisis de sangre para confirmar el embarazo: ¿Debo hacérmelo?


Lindsay Meisel

Lindsay Meisel is the Head of Content at Ava. She has over a decade of experience writing about science, technology, and health, with a focus on women's health and the menstrual cycle. Her work has been featured on The Fertility Hour, The Birth Hour, The Breakthrough Journal, and The Rumpus.

Related posts

Al continuar navegando en esta web, aceptas el uso de cookies. Más información Aceptar

This site is using first and third party cookies to be able to adapt the advertising based on your preferences. If you want to know more or modify your settings, click here. By continuing to use the site, you agree to the use of cookies.