AvaWorld

El ciclo menstrual

¿Necesito una herramienta de monitorización del período? (8 cosas que puedes aprender de tu quinto signo vital)

A la hija de una amiga le bajó la menstruación el año pasado a los 12 años. Cuando acabó su primer periodo menstrual, conocido como menarquia, miró a su madre, puso los ojos en blanco y se quejó.

«No puedo creer que ésto pase cada año», afirmó.

Así es: Mamá había dicho mes pero ella había entendido año.

Sí, la menstruación puede ser un tabú incómodo, molesto y frustrante. Pero ahora más que nunca las mujeres están prestando atención a su ciclo menstrual. Si has echado un vistazo a una revista o has seguido las noticias recientemente, es probable que te hayas dado cuenta: realizar el seguimiento del período menstrual está de moda.

Pero aparte de decirte cuándo tienes que llevar pantalones negros en vez de blancos, ¿sirve de algo realizar un seguimiento de tu ciclo ?

¿La respuesta rápida? Sí.

En realidad, existe un movimiento popular de investigadores y médicos que creen que el ciclo menstrual femenino, ignorado durante mucho tiempo y poco investigado en estudios científicos, es el «quinto signo vital» de la salud general. (Hasta 1993 no fue obligatorio por ley incluir a las mujeres en estudios clínicos).

En este artículo analizaremos 8 cosas que puedes aprender realizando un seguimiento de tu quinto signo vital.

Conocer la duración y los patrones de tu ciclo único

¿Tienes un ciclo normal? Esta respuesta depende, evidentemente, de cómo definas «normal». La duración de un ciclo menstrual es el número de días entre el primer día de sangrado menstrual de un ciclo hasta el inicio de la menstruación del próximo ciclo. Y la duración media de un ciclo menstrual es de 28 días, teniendo la mayoría de los ciclos una duración de entre 25 y 30 días.

Primero, observemos un rápido resumen visual de las fases de tu ciclo.

Pero lo que se considera «normal» de media para una población de mujeres es bastante irrelevante para lo que tú consideras normal. ¿Se te suele retrasar el período cuando estás más estresada en el trabajo o viajas al extranjero? (A muchas mujeres les pasa).

Si tu ciclo es irregular, lo que significa que se produce con más o menos frecuencia cada 28 días aproximadamente, ¿tienes un problema subyacente que necesites abordar?

Realizar una monitorización de tu ciclo puede ayudarte a determinar lo que tú consideras «normal».

Descubrir los síntomas físicos que concuerdan con tu ciclo

¿Tienes más hambre durante una fase concreta de tu ciclo?

Muchas mujeres sienten que tienen más hambre durante la fase lútea en comparación con la fase folicular del ciclo menstrual, y varios estudios han apoyado la hipótesis de que las mujeres suelen tener una ingesta calórica superior durante la fase lútea.

¿Por qué? Algunos estudios (como éste publicado en la revista European Journal of Nutrition) sugieren que la progesterona puede estimular el apetito durante el ciclo y el estrógeno puede suprimirlo.

¿Sueles tener un patrón de problemas gastrointestinales relacionados con tu ciclo?

A muchas mujeres les pasa. Según este estudio, publicado en la revista BMC Women’s Health, el 73 % de las mujeres participantes experimentaron una de las principales afecciones gastrointestinales antes o durante el período, como dolor abdominal, diarrea o estreñimiento.

Detectar posibles cambios de humor en diferentes fases de tu ciclo

Se sabe desde hace tiempo que el estrógeno está relacionado con el estado de ánimo y los científicos llevan más de 50 años estudiando la relación entre el ciclo menstrual y el bienestar psicológico. Pero todavía nos queda mucho por conocer.

Ésto es lo que sabemos:

  • La amígdala, el hipocampo y otras partes del cerebro que participan en la regulación del estado de ánimo siempre han demostrado sensibilidad a los niveles fluctuantes de hormonas sexuales como el estrógeno.

Aunque la relación exacta entre la regulación del estado de ánimo y las hormonas fluctuantes no se conoce bien, sí sabemos que existe algún tipo de conexión.

Realizar un seguimiento de tu ciclo te puede ayudar a entender patrones y conexiones que son valiosas para ti, desde un punto de vista individual. ¿Sueles ponerte nerviosa varios días antes de que te venga la menstruación? Si te pasa, puedes amoldarte a ello, asegurándote de descansar más, reducir el estrés todo lo que puedas o planificando momentos de cuidado personal durante ese período.

La información es poder y cuando sabes en qué momento de tu ciclo menstrual te encuentras, puedes ser más consciente de los patrones físicos o emocionales. Cuando entiendes el porqué de tu apetito o tus cambios de humor, te empoderas y puedes estar más preparada para controlar el cómo.

Ser consciente de los posibles problemas de salud subyacentes

¿Tienes un sangrado abundante? ¿Ausencia de período menstrual? ¿Dolor abdominal u otras afecciones que puedan precisar de un control? Sin duda ésto no le ocurre a todas las mujeres, pero realizar un seguimiento de tu ciclo puede ayudarte a determinar si algún malestar físico o dolor podría estar relacionado con tu ciclo menstrual.

También puede ayudarte a determinar si estás ovulando o no. Muchas mujeres asumen que si su ciclo tiene una duración aproximada de 28 días, están ovulando. Pero no siempre es así, ya que es posible tener sangrado intermenstrual.  La Dra. Jerilynn Prior, profesora de Endocrinología y Metabolismo en la Universidad de British Columbia, señala en su investigación que la ovulación es muy variable en todas las mujeres.

La Dra. Prior dirigió un extenso estudio de más de 3100 mujeres sanas con una menstruación regular con edades comprendidas entre 20 y 49,9 años, que concluyó que tan sólo el 63 % de estas mujeres ovularon durante el ciclo objeto de estudio, lo que supone que el 37 % de ellas no ovuló o tuvo lo que se conoce como ciclo «anovulatorio».

Recopilar datos que puedas proporcionar a tu médico

Cuando registras datos diarios sobre tu ciclo y tu salud física y emocional, dispones de una pequeña base de datos de información que puedes compartir con tu médico.

Conocer en qué momento estás en tu ventana fértil

Cada vez más, las mujeres están recurriendo a herramientas de monitorización del período menstrual para determinar su ventana fértil.

Si usas el seguimiento del período para este propósito, asegúrate de que elijas uno cuya eficacia haya sido demostrada clínicamente, puesto que existen estudios, como éste del Journal of the American Board of Family Medicine, que han demostrado que algunos no lo están. (Consulta el artículo completo sobre calculadoras de ovulación.)

Además, cuando se trata de quedarse embarazada, existe mucha desinformación ahí afuera, por lo que resulta conveniente conocer los datos de fertilidad.

Aprovechar al máximo tu rendimiento físico

Los investigadores están empezando a entender cómo el ciclo menstrual podría afectar al rendimiento físico. Algunos estudios han demostrado que hay una mayor incidencia de lesiones deportivas en mujeres durante la fase lútea y los primeros días del período menstrual. Otro estudio también concluyó que el sangrado menstrual abundante está asociado a la anemia, al suplemento de hierro y a un rendimiento menor en las deportistas de élite.

Es necesario investigar más para entender si estos factores se pueden aplicar a las mujeres que no son deportistas de élite, pero registrando tus propios datos, puedes determinar si son relevantes en tu caso.

Planificar tus eventos más importantes para momentos en los que te sientas mejor

A algunas mujeres con ciclos menstruales que les afectan considerablemente, ya sea mentalmente (ansiedad, cambios de humor, trastornos de sueño) o físicamente (hinchazón, calambres, sangrado abundante), les gusta saber con precisión cuándo tienen la fase del ciclo menstrual más complicada para poder planificarse con antelación.

¿Pero a cuántas mujeres les afecta negativamente el ciclo hasta tal punto que les resulte complicado trabajar o socializarse?

Más de las que podrías pensar. El dolor intenso y el sangrado abundante afectan a un tercio de las mujeres. Según este estudio realizado por la Nordic Federation of Societies of Obstetrics and Gynecology, que examinó a 1547 mujeres:

  • El 32 % tuvo sangrado abundante

Y de esas mujeres:

  • Casi el 25 % afirmó que evita las actividades sociales por culpa del sangrado
  • Más del 90 % afirmó que lo considera molesto
  • El 16 % afirmó que se toma días libres en el trabajo debido a ello

Seguimos descubriendo mucho sobre el ciclo menstrual. Cuando se trata de la salud reproductiva femenina, continuamos librando una difícil batalla contra los mitos y los tabúes culturales de toda la vida. En Ava, nuestra misión consiste en ofrecer a las mujeres la información más actualizada sobre su salud reproductiva. Únete a nosotras.

¿Deseas obtener más información?

 

 

Related posts

Related posts

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. More information Aceptar

This site is using first and third party cookies to be able to adapt the advertising based on your preferences. If you want to know more or modify your settings, click here. By continuing to use the site, you agree to the use of cookies.