AvaWorld

Infertilidad

Fibromas uterinos: ¿cómo afectan a tu fertilidad?

Los fibromas uterinos son tumoraciones dolorosas que se estima que afectan aproximadamente al 70 % de las mujeres 1. Similares a otras enfermedades dolorosas como la endometriosis, los efectos de los fibromas uterinos van desde ningún síntoma hasta un dolor insoportable y pueden ser perjudiciales para tu fertilidad dependiendo de dónde y cómo se desarrollen.

Para ayudar a conocer mejor esta afección y su impacto en tu salud reproductiva, este artículo cubrirá lo siguiente:

  • ¿Qué son los fibromas uterinos y cómo sabes si los tienes?
  • ¿Quién está en riesgo de desarrollar estas tumoraciones?
  • ¿Cómo afectan a la fertilidad?
  • ¿Cuáles son las complicaciones a largo plazo de estas tumoraciones?
  • ¿Cómo se pueden tratar?

¿Qué son los fibromas uterinos?

Los fibromas uterinos (también conocidos como leiomiomas) son tumoraciones no cancerígenas que se encuentran en el útero y pueden variar considerablemente en su presentación:

  • Tamaño: desde microscópicos hasta lo suficientemente grandes como para agrandar o incluso distorsionar la forma del útero.
  • Número: desde uno hasta varios.
  • Ubicación: se pueden encontrar directamente en la pared interna del útero y crecer en la cavidad uterina, dentro de la pared uterina, directamente en la pared uterina, o unidos mediante un pedúnculo a la pared externa del útero y crecer fuera de la cavidad uterina.
  • Crecimiento: pueden crecer lentamente con el tiempo o pueden mantenerse pequeños durante mucho tiempo y de repente crecer rápidamente.

¿Cuáles son los síntomas de los fibromas uterinos?

Si notas alguno de los siguientes síntomas, habla con tu médico por si pudiera tratarse de estas tumoraciones:

La pista: En qué fijarte:
Tu periodo Menstruación más abundante y duradera
Dolores menstruales Más intensos de lo habitual
Sangrado vaginal Sangrado (más que manchado) fuera de tu periodo
Dolor de espalda/abdomen Dolor sordo y pesado en el abdomen o la zona lumbar
Molestias durante el sexo Presión o dolor intensos
Micción Micción con mayor o menor frecuencia de lo habitual
Tránsito intestinal Estreñimiento, defecación dolorosa o difícil

 

Es importante saber que aproximadamente el 50 % de los casos de fibromas uterinos son asintomáticos o no tienen ningún síntoma2, por lo que es posible tener estas tumoraciones sin saberlo. En este caso, de manera incidental puedes descubrir la presencia de estas tumoraciones durante un examen pélvico o abdominal, y tu médico probablemente no recomendará ningún tratamiento a menos que se vuelvan sintomáticos.

¿Por qué se producen los fibromas uterinos?

Los investigadores siguen tratando de descubrir por qué se producen exactamente los fibromas uterinos, pero la investigación señala dos factores principales:

  1. Hormonas: los niveles elevados de estrógenos y progesterona estimulan la formación de fibromas uterinos, de manera que pueden crecer durante el embarazo y mermar después de dar a luz. Además, cuando estos niveles de hormonas descienden después de la menopausia, el crecimiento del fibroma uterino también se reduce. PERO, no es tan sencillo como que un mayor nivel de hormonas conlleve más tumoraciones. De hecho, las dosis bajas de hormonas, como la píldora anticonceptiva oral, en realidad pueden ayudar a reducir el crecimiento de fibromas. Sin lugar a dudas, es necesario investigar más la relación entre las hormonas y esta dolencia.
  2. Factores genéticos: el historial familiar y los antecedentes genéticos aumentan las probabilidades de desarrollar estos fibromas.

¿Cuáles son los factores de riesgo de los fibromas uterinos SOP?

Estos son los hechos significativos del aumento del riesgo de sufrir fibromas uterinos3 :

  • Antecedentes raciales: las mujeres africanas tienen de dos a tres veces más probabilidades de sufrir fibromas uterinos que las mujeres caucásicas.
  • Edad: las mujeres premenopáusicas con edades entre 25 y 44 años tienen más probabilidades de desarrollar estas tumoraciones, y el riesgo aumenta con la edad dentro de este grupo.
  • Tensión arterial: la hipertensión (tensión arterial alta) aumenta el riesgo.
  • Historial familiar
  • Consumo de soja

¿Cómo se detectan los fibromas uterinos?

Tu médico puede determinar si tienes este tipo de tumoraciones durante un examen pélvico o con una ecografía. Tu médico también puede usar una histeroscopia o una cámara que se puede insertar por vía vaginal para visualizar el interior del útero y localizar los fibromas.

¿Cómo se tratan los fibromas uterinos?

Hay tres categorías principales de opciones de tratamiento para los fibromas uterinos:

  1. Control del dolor: si las tumoraciones son leves, tu médico puede sugerirte que uses analgésicos sin receta como ibuprofeno o acetaminofén para calmar el dolor. Es importante saber que si intentas concebir y necesitas aliviar el dolor, es aconsejable evitar los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) durante la implantación y, en su lugar, utilizar medicamentos a base de paracetamol como el Tylenol.
  2. Tratamientos basados en hormonas: los tratamientos que usan hormonas , como la píldora anticonceptiva oral o los agonistas de la hormona liberadora de gonadotrofinas, pueden reducir los fibromas uterinos. Sin embargo, estas opciones también reducirían significativamente tus posibilidades de quedar embarazada.
  3. Cirugía: dependiendo de la gravedad de los fibromas, tu médico puede recomendar un procedimiento quirúrgico llamado miomectomía o extirpación quirúrgica de los tumores uterinos. Sin embargo, sigue existiendo riesgo de desarrollar tumoraciones recurrentes, por lo que la cirugía no siempre es una solución definitiva. En casos extremos de tumoraciones muy grandes y cuando se hayan agotado todas las demás opciones de tratamiento, se puede realizar una histerectomía (extirpación quirúrgica del útero) para eliminar definitivamente todas las tumoraciones. Sin embargo, esto daría lugar a infertilidad permanente porque no es posible quedarse embarazada sin útero. Ten en cuenta que esta es una opción de último recurso que tu médico valorará contigo.

Si tengo fibromas uterinos, ¿significa también que soy estéril?

No necesariamente. De hecho, muchas mujeres se quedan embarazadas de forma natural aun teniendo fibromas uterinos. Sin embargo, dependiendo de cómo y dónde crezcan, pueden afectar a tu fertilidad.

Si los fibromas son submucosos o crecen en la pared interna del útero y en la cavidad uterina, pueden impedir la implantación y el crecimiento del embrión, generando infertilidad o la pérdida del embarazo. Además, si los fibromas son lo suficientemente grandes como para distorsionar la estructura del útero, esto puede generar resultados de fertilidad deficientes, independientemente de si crecen en la cavidad uterina o en la pared uterina. Si bien inicialmente se pensó que los fibromas que crecían fuera del útero no afectaban a la fertilidad, nuevas investigaciones indican que estos fibromas están relacionados con un éxito de FIV reducido, por lo que es necesario seguir investigando sobre este tipo de fibromas4.

¿Conclusión? Si te han diagnosticado fibromas uterinos y tienes problemas de infertilidad, es posible quedarte embarazada con o sin extirpación quirúrgica de esta tumoración. La cirugía no garantiza necesariamente cambios positivos respecto a la fertilidad5, pero definitivamente se trata de una opción más, por lo que es importante que primero consultes con tu médico para evaluar la probabilidad de que los fibromas uterinos estén generando tu infertilidad y que decidas cuál es la mejor opción en tu caso.

¿Los fibromas uterinos aumentan las complicaciones durante el embarazo?

Dado el aumento de las hormonas que se produce durante el embarazo, puede haber una complicación grave al principio del embarazo si los fibromas uterinos crecen e interrumpen su progresión. Si bien tener fibromas uterinos no constituye un riesgo alto para el embarazo, sí puede aumentar el riesgo de complicaciones de placenta que requieren practicar una cesárea y hay más probabilidades de tener un parto prematuro. Si te han diagnosticado fibromas uterinos, habla con tu médico para que pueda controlar tu embarazo y el crecimiento de los fibromas.

¿Los fibromas uterinos aumentan el riesgo de cáncer de útero?

Los fibromas uterinos casi siempre son tumoraciones benignas, es decir, no cancerígenas. En casos muy raros (menos de 1 entre 1000), un fibroma puede ser cancerígeno. Hasta la fecha, los fibromas uterinos no se consideran un factor de riesgo significativo del cáncer de útero, pero los investigadores están tratando de conocer mejor la relación entre ambas dolencias.

 

 

 

Related posts

Related posts

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information Accept

This site is using first and third party cookies to be able to adapt the advertising based on your preferences. If you want to know more or modify your settings, click here. By continuing to use the site, you agree to the use of cookies.