AvaWorld

Preparando tu cuerpo

El sauzgatillo no lo cura todo. Lee lo que recomienda la ciencia.

El vitex, o sauzgatillo, lleva usándose más de 2 500 años para tratar una variedad de padecimientos ginecológicos y actualmente sigue siendo popular como remedio natural para una amplia variedad de problemas menstruales. En la Europa medieval, era popular entre los clérigos célibes por su supuesta capacidad de reducir la líbido1. En las últimas décadas, se ha utilizado muchísimo en Europa para tratar el síndrome premenstrual2, el dolor cíclico en el pecho, los ciclos irregulares y la infertilidad. En Alemania los ginecólogos lo recetan con frecuencia3.

¿Pero qué evidencias hay que demuestren la eficacia del sauzgatillo y contra qué enfermedades es mejor? Esta entrada sirve de resumen de los estudios que se han realizado sobre el vitex como tratamiento para varios dolores menstruales.

¿Qué es el sauzgatillo?

También llamado agnus castus, sauce gatillo o pimentera, el sauzgatillo es la fruta del sauce gatillo. Es originario del oeste asiático y del sudoeste europeo, y ahora es común en el sudeste de Estados Unidos.

¿Cómo funciona el sauzgatillo?

El mecanismo de la acción de vitex solo se conoce parcialmente. Parece tener un efecto indirecto en varias hormonas, sobre todo en la prolactina y la progesterona. Hay distintas teorías sobre cómo funciona:

  1. Une receptores de dopamina, que sirve para reducir la secreción de prolactina de la glándula pituitaria, que a su vez inhibe el estrógeno y la progesterona4.
  2. Une receptores de opiáceos, que reducen la secreción de la hormona que libera gonadotropina5.
  3. El vitex contiene muchos compuestos parecidos al estrógeno que influyen en el ciclo menstrual6.

Dependiendo de la dosis, los efectos del vitex pueden variar. Bajas dosis de vitex han conllevado la disminución de los niveles de estrógeno y el aumento de los niveles de progesterona y prolactina (probablemente debido a la inhibición de la liberación de la hormona estimulante folicular (HEF) y la hormona luteinizante (HL)7.

En algunos estudios con mayores dosis de vitex, los niveles de HEF y HL no cambiaron8, mientras que los niveles de prolactina sí bajaron.

Sí: Hiperprolactinemia

Es un trastorno en el que los niveles elevados de prolactina reprimen el estrógeno y la progesterona, como cuando la mujer está dando de mamar. Además de en la lactancia, la hiperprolactinemia también puede darse cuando alguien tiene un tumor benigno en la pituitaria (llamado microadenoma). El medicamento bromocriptina a veces se receta en estos casos, pero el vitex parece funcionar igual de bien9.

Sí: Síndrome premenstrual y dolor en el pecho

En los estudios clínicos para el tratamiento del síndrome premenstrual, el vitex redujo los síntomas autoevaluados incluyendo el dolor mamario, la hinchazón, el estreñimiento, y la irritabilidad10.

En un estudio clínico prospectivo aleatorio de doble ciego prospectivo de alta calidad reciente, 170 mujeres con síndrome premenstrual diagnosticado recibieron un extracto de vitex o placebo durante tres ciclos menstruales. Más de la mitad de las mujeres que tomaron vitex experimentaron una reducción de al menos el 50 % en sus síntomas11.

Otro ensayo de doble ciego controlado con placebo en el que 104 mujeres tomaron vitex durante al menos tres ciclos mostró que las mujeres en el grupo de tratamiento experimentaron una mejora en el dolor cíclico en el pecho12.

Quizás: Ciclos irregulares

Donde no hay suficientes estudios de alta calidad que demuestren que el vitex pueda ser beneficioso es en la regularidad del ciclo menstrual. Los estudios que hay son pequeños y con resultados modestos.

Los resultados de un pequeño estudio de 96 mujeres con una variedad de trastornos de fertilidad (38 mujeres con amenorrea secundaria, 31 con defecto de la fase lútea y 27 con infertilidad inexplicable) mostraron que las pacientes que recibieron vitex concebían con mayor frecuencia que las pacientes del grupo placebo. Los niveles hormonales entre el grupo de tratamiento y el grupo placebo no variaron pero en las mujeres con amenorrea o defecto de la fase lútea, el porcentaje de embarazos fue el doble en el grupo del tratamiento que en el grupo placebo.

No obstante, el número total de pacientes que se quedaron embarazadas fue bajo (15 mujeres), el tratamiento solo se administró durante tres meses y el producto que se utilizó en el estudio (mastodynon, no disponible en EE.UU.) es una mezcla de hierbas que contiene, además de vitex, otros cinco ingredientes13.

Quizás: Defecto de la fase lútea

En un pequeño estudio de 52 pacientes con defectos en la fase lútea, las mujeres del grupo de tratamiento presentaron una mejora en la síntesis de la progesterona en la fase lútea y un aumento en los niveles de estradiol de la fase lútea. Este estudio respalda el uso de sauzgatillo en los defectos de la fase lútea pero no se registró qué efecto tiene en la fertilidad14.

Un estudio reciente de doble ciego controlado con placebo en el que participaban 30 mujeres evidenció mayores niveles de progesterona a mitad de la fase lútea y un aumento del número de embarazos en las 15 mujeres que tomaron un suplemento de sauzgatillo durante cinco meses15.

No: Amenorrea hipotalámica

No hay pruebas de que el sauzgatillo pueda restablecer un ciclo cuando se ausenta debido a la amenorrea hipotalámica.  Hay personas que recomiendan tomar vitex para aumentar los niveles de progesterona pero en un ciclo normal la progesterona no aumenta hasta después de ovular. No serviría tener niveles base de progesterona consistentemente más elevados, y según algunos estudios en primates, puede que esto incluso impidiera la ovulación.

Para más información sobre por qué no se recomienda el sauzgatillo para la amenorrea hipotalámica haz clic aquí.

 

 

 

Related posts

Related posts