AvaWorld

Consejos de fertilidad

¿Cuándo eres más fértil?

.

Si estás intentando quedarte embarazada, puede que te estés preguntando: ¿Cuándo eres más fértil? Puede que hayas escuchado hablar de algo denominado ventana fértil. Pero, ¿a qué se refiere realmente esta «ventana» y qué importancia tiene determinarla? Respuesta rápida: Tu ventana de fertilidad es el nombre que recibe el rango de seis días al mes en los que puedes concebir. Su detección es la clave para quedarte embarazada, ya que estos son los días en los que un espermatozoide sano puede fecundar un óvulo viable.

En este artículo, analizaremos cómo determinar tus días fértiles y por qué es esencial hacerlo.

¿Cuándo eres más fértil?

Como muchas cosas en la vida, cuando se trata de quedarte embarazada, el tiempo lo es todo. Durante el ciclo menstrual de las mujeres, hay seis días en los que mantener relaciones sexuales puede acabar en embarazo. Tus días fértiles son los cinco días anteriores a la ovulación y el mismo día en que ovulas.

 

La ventana fértil dura seis días porque los espermatozoides pueden vivir hasta cinco días en el aparato reproductor femenino. Por tanto, si mantienes relaciones sexuales durante esos cinco días previos a la ovulación, los espermatozoides pueden esperar en tus trompas de Falopio hasta que un folículo dominante se rompa y libere un óvulo. O, si mantienes relaciones sexuales el día de la ovulación, los espermatozoides y el óvulo pueden llegar a las trompas de Falopio casi a la vez. (Aunque algunas investigaciones han demostrado que cuando la concepción se produce el mismo día de la ovulación, es más probable que se produzca lo que se denomina embarazo químico o pérdida).

Éstos son tus días más fértiles, clasificados por orden:

2 ó 3 días antes de la ovulación De un 20 a un 30 % de probabilidades de concepción
4 días antes de la ovulación De un 10 a un 12 % de probabilidades de concepción
día de la ovulación De un 10 a un 12 % de probabilidades de concepción
5 o 6 días antes de la ovulación De un 0 a un 5 % de probabilidades de concepción

Lo más importante a tener en cuenta aquí es que puedes concebir en cualquier momento durante los cinco días anteriores a la ovulación y el mismo día de ovulación. En tu ventana fértil de seis días, los dos o tres días anteriores a la ovulación son los más fértiles.

 

Los días fértiles son alrededor del día 14 del ciclo, ¿verdad? (No necesariamente).

La cierto es que la duración del ciclo menstrual varía. Los conocimientos básicos sobre el ciclo menstrual se establecieron entre 1910 y 1960 y en esa época, las investigaciones constataron que la duración media del ciclo era de 28 días y que la ovulación solía producirse el día 14. Y una vez establecidas estas normas, se han realizado pocas investigaciones sobre la variabilidad de los ciclos menstruales de las mujeres.

Pero investigaciones más recientes, como este amplio estudio sobre el ciclo menstrual que examinó a 184 mujeres que intentaban concebir, han revelado las variabilidades que existen en el ciclo menstrual femenino. Este estudió analizó 58 ciclos menstruales no conceptivos y 111 conceptivos. Los resultados de este estudio confirmaron las investigaciones anteriores en algunos aspectos, como la conclusión de que la duración media del ciclo de la mujer era de unos 28 días. Pero lo que este estudio reveló fue que existían diferencias en lo que respecta a cuándo se producía la implantación y cuándo tenía lugar la ovulación.

Entonces, solamente necesito saber cuándo estoy ovulando, ¿no?

Bueno, en realidad lo que te interesa acotar son los 2-3 días previos a la ovulación. Y lo que hace que esto sea todo un reto es que la ovulación puede variar de una mujer a otra e incluso de un ciclo a otro. Un estudio concluyó que las mujeres ovulaban en cualquier momento entre el día 8 y el día 26 del ciclo. (Y éste fue solamente un pequeño estudio realizado en Carolina del Norte que examinó a 221 mujeres sanas durante un ciclo menstrual).

¿Qué importancia tiene ésto? Es importante señalarlo porque a las mujeres se les ha dicho durante mucho tiempo que la ovulación se produce alrededor del día 14. Y si analizas las fechas de ovulación en un grupo amplio de mujeres, de media, es así. Pero englobar a todas las mujeres en un mismo grupo y publicar una media, no te ayuda a determinar cuándo ovularás o cuándo ovulará cualquier otra mujer.

Sólo un pequeño porcentaje de mujeres ovula el día 14

Según varios estudios, como éste, tan sólo un pequeño porcentaje de mujeres ovula exactamente el día 14. Ésto les ocurre incluso a las mujeres con ciclos regulares. En el caso de las mujeres con ciclos irregulares, la ventana fértil es aún más difícil de determinar. Así pues, aunque la media del día 14 sea útil para estimar cuándo suelen ovular las mujeres (como población), no resulta muy útil para determinar cuándo ovula una mujer (como individuo).

La ventana fértil de la mayoría de las mujeres no cumple estas guías clínicas (es decir, se produce entre los días 10 y 17 del ciclo)

De nuevo, durante años, se le ha dicho a las mujeres que la ovulación se produce alrededor del día 14 del ciclo. Pero en el estudio de Carolina del Norte se observó un rango amplio en las fechas de ovulación y se descubrió que la ventana fértil de la mayoría de las mujeres (más del 70 %) no se corresponde del todo con este rango. El siguiente gráfico indica la distribución completa de las ventanas fértiles registradas entre todas las mujeres que participaron en el estudio.

¿Qué significa ésto? Aunque creas que tienes un ciclo menstrual «normal», es bastante posible, quizás incluso probable, que tu ventana fértil no se corresponda del todo con las guías clínicas.

Si quieres quedarte embarazada, necesitas conocer tu ventana fértil

Si tienes un ciclo regular, resulta sencillo, ¿no? Falso. El mismo estudio concluyó que la ventana fértil se producía durante un intervalo de días amplio a lo largo del ciclo menstrual. Bueno, vale, si muchas mujeres no ovulan durante ese rango de 10 a 17 días, puedes sencillamente ampliarlo, ¿no? Supongamos que amplías ese rango para mantener sexo entre los días 6 y 21. Es probable que estés en tu ventana fértil durante esos días, ¿no?

 

De nuevo, estás equivocada. El mismo estudio concluyó que todos los días que caen entre los días 6 y 21, las mujeres tenían como mínimo una probabilidad del 10 % de estar en su ventana fértil, e indicó que utilizar las guías clínicas para estimar la ovulación es un método obsoleto.

¿La conclusión? Si te limitas a adivinar tu ventana fértil, es posible que te la pierdas.

Entonces, ¿cuándo ovulo?

La conclusión más importante es que la ovulación sigue una serie de eventos hormonales que tienen lugar mensualmente, pero el ritmo al que se desarrollan puede variar. Determinar la ovulación (y tus días fértiles) es como un juego de adivinanzas, pero puedes buscar señales y además,  hacer una monitorización de tu ciclo puede ayudar.

¿Dónde puedo obtener más información sobre la ovulación?

En Ava somos expertos en la ciencia e investigación sobre la ovulación, además de cómo detectar la ventana fértil. Encontrarás artículos con datos verificados donde se explica:

 

 

Tener un ciclo regular no significa que tengas una ovulación regular

Cuando las mujeres tiene ciclos «regulares», con una duración aproximada de 28 días o un mes, se asume que tienen una ovulación regular. (¡Y muchas veces, así es!) Pero la Dra. Jerilynn Prior, profesora de Endocrinología y Metabolismo en la Universidad de British Columbia, indica en su investigación que la ovulación es muy variable en todas las mujeres.

 

La Dra. Prior dirigió un extenso estudio de más de 3100 mujeres sanas con una menstruación regular con edades comprendidas entre 20 y 49,9 años, que concluyó que solo el 63 % de estas mujeres ovularon durante el ciclo objeto de estudio, lo que supone que el 37 % de ellas no ovuló o tuvo lo que se conoce como ciclo «anovulatorio». Ella y los demás autores del estudio concluyeron que la anovulación (en una población aleatoria) se produce en más de un tercio de los ciclos clínicamente normales.

 

¿La conclusión? Un ciclo de una duración «normal» no necesariamente significa que fue un ciclo ovulatorio. En ocasiones, incluso las mujeres sanas que menstrúan con normalidad pueden tener un ciclo anovulatorio esporádico, lo que significa que durante ese ciclo no se produjo la ovulación por diversas razones, como estrés, enfermedades o viajes, sólo por nombrar algunas. En la mayoría de los casos, no hay de qué preocuparse.

 

La clave para quedarse embarazada es centrarte en tus días fértiles

La buena noticia es que existen varios métodos fiables para acotar tu ventana fértil. Éstas son algunas opciones para realizar el seguimiento de los días fértiles:

   Mucosa cervical: Unos días antes de la ovulación tu mucosa cervical empezará a adquirir una textura resbaladiza, similar a la clara de huevo. Se trata de un síntoma de ovulación y una señal de que estás fértil. Cuando observes flujo con ese aspecto, tómalo como una señal de que estás en tu ventana fértil.

Tests de ovulación: Un test o prueba de ovulación (también denominada OPK por sus siglas inglés, “ovulation predictor kit”) detecta la concentración y la presencia de la hormona luteinizante (LH) en la orina. Entre 12 y 36 horas antes de la ovulación, los niveles de LH se disparan. Este aumento repentino puede durar de un par de horas a un par de días, aunque su duración no es importante para determinar cuándo se produce la ovulación, puesto que la mayoría de las mujeres suele ovular unas 24 horas después de que se inicie el aumento repentino. Lamentablemente, las pruebas de LH no pueden indicarte si ese aumento acaba de empezar o está llegando a su fin. ¿Cuál es el problema cuando estás intentando concebir? Cuando hayas dado positivo en una prueba de LH, puede que no quede mucho tiempo (o nada) para la ovulación, y quizás ya te hayas perdido algunos de tus días más fértiles, en función del momento en que se produjo tu aumento repentino de LH.

Temperatura corporal basal: Llevar un seguimiento de la temperatura corporal basal (o TCB) es otra opción. Con este método, te tomas la temperatura a la misma hora cada mañana, antes de levantarte de la cama y moverte. También tienes que usar un termómetro específicamente diseñado para medir la temperatura corporal basal. El problema del método de la TCB es que tu temperatura corporal basal aumenta después de la ovulación y para cuando detectes ese aumento de la temperatura, tu ventana fértil para ese ciclo ya se habrá cerrado.

Ava: Este dispositivo «wearable» ha demostrado clínicamente que detecta el comienzo de la ventana fértil, en tiempo real, cuando ocurre. La pulsera se lleva puesta cada noche mientras se duerme.  El algoritmo patentado de Ava usa el aprendizaje automático y la inteligencia artificial, combinando el conocimiento de tu ciclo con los datos fisiológicos recopilados (parámetros como la frecuencia cardíaca en reposo, la frecuencia respiratoria y la temperatura de la piel, entre otros), para predecir tu ventana fértil con precisión.

Éstos son otros recursos que el equipo de Ava ha elaborado:


Jackie Ashton

Jackie es una escritora científica de Ava, con una década de experiencia en periodismo: interpreta estudios clínicos y trabajos de investigación para medios como The New York Times y The Washington Post.

Related posts

Related posts

Al continuar navegando en esta web, aceptas el uso de cookies. Más información Aceptar

This site is using first and third party cookies to be able to adapt the advertising based on your preferences. If you want to know more or modify your settings, click here. By continuing to use the site, you agree to the use of cookies.