AvaWorld

Embarazo

Coronavirus: ¿Deberías interrumpir los intentos de concepción por el COVID-19?

getting pregnant with coronavirus

Quédate con esto

  • La investigación preliminar sugiere que probablemente no transmitirás el COVID-19 a tu feto o recién nacido
  • Evita quedarte embarazada si has estado expuesta al coronavirus
  • La pandemia puede restringir el acceso a los cuidados prenatales

En las últimas semanas, las noticias sobre el coronavirus — y ansiedad sobre lo que implica la pandemia global para nuestras vidas y salud — han ocupado prácticamente cada hora del día. Todo conlleva una enorme incertidumbre en estos días, y eso es especialmente cierto si estás intentando concebir o tienes un bebé en camino.

¿Afecta el coronavirus a tu capacidad de quedarte embarazada? ¿Debes interrumpir tus intentos de concebir en un momento como este? Sigue leyendo para obtener un desglose de la información actualizada sobre todo lo que los médicos y científicos saben hasta ahora sobre el COVID-19, como se conoce la enfermedad causada por el coronavirus, y su posible efecto sobre la fertilidad y la salud materna y fetal. Estamos aquí con el fin de proporcionarte la información necesaria para que decidas si quieres interrumpir tus intentos de concepción.

¿Qué es el coronavirus y el COVID-19?

El 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud declaró el brote de coronavirus como pandemia mundial. El virus que ha desencadenado la pandemia actual forma parte de una familia de coronavirus. Está relacionado con dos coronavirus que causaron brotes graves: el coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV) y el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV). Pero el nuevo coronavirus parece mucho menos grave y mortal.

El COVID-19 genera una infección en las vías respiratorias bajas. Los pacientes inicialmente desarrollan fiebre, tos y malestar generalizado. Otros síntomas incluyen dolor de garganta, dolor de cabeza y náuseas.

La media de edad de los pacientes hospitalizados por el COVID-19 es de 49 a 56 años, y hasta la mitad tenía una enfermedad subyacente. La mayoría de los pacientes (54-73 %) son hombres, aunque los científicos no conocen el motivo.

¿Afecta el COVID-19 a la fertilidad?

Tenemos tan poca información en estos momentos que es imposible saberlo. En esta coyuntura, analiza todo lo que leas en internet acerca del COVID-19 y la fertilidad con una buena dosis de escepticismo.

Por ejemplo, una investigación publicada en internet por un centro de fertilidad de Wuhan, el epicentro del brote, sugería que el COVID-19 podría causar una respuesta inmune en los hombres que generaba la inflamación de los testículos y posiblemente reducía el número de espermatozoides. Pero el gobierno chino eliminó rápidamente la publicación, haciendo imposible profundizar en la investigación y, mucho menos, sacar conclusiones significativas.

Organismos médicos reputados, como el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), no se han pronunciado hasta el momento acerca de los posibles efectos del COVID-19 en la fertilidad.

¿Soy más propensa a contraer el COVID-19 si estoy embarazada?

El ACOG señaló en un boletín informativo de la semana pasada que las mujeres embarazadas son una «población de riesgo» ante el COVID-19 según lo que sabemos sobre los brotes de coronavirus similares (SARS y MERS) en el pasado y, debido a la forma en que el embarazo inhibe el sistema inmune.

Como ha explicado The Lancet «las mujeres embarazadas son susceptibles a los agentes patógenos respiratorios y al desarrollo de neumonía grave, lo que posiblemente las hace más susceptibles a la infección por COVID-19 que a la población en general, especialmente si tienen enfermedades crónicas o complicaciones en el embarazo».

El embarazo inhibe el sistema inmunitario y provoca cambios fisiológicos (aumento del consumo de oxígeno, elevación del diafragma) que hacen que las embarazadas sean especialmente susceptibles a los agentes patógenos respiratorios y la neumonía grave..

Si te quedas embarazada, o ya lo estás, siempre debes tomar más precauciones ante problemas como la gripe, y el reciente brote de coronavirus sirve para recalcar la importancia de aumentar la seguridad en lo que respecta a tu salud. Evita las aglomeraciones, practica una buena higiene y mantén el distanciamiento social.

¿Puede afectar la pandemia a mi parto?

Basándonos en acontecimientos pasados, probablemente lo hará. Durante el brote de SARS, por ejemplo, los hospitales limitaron estrictamente el número de visitantes en un esfuerzo por controlar el contagio. Las pacientes podían tener solo un acompañante durante la dilatación y el parto y no se permitieron visitas después del parto.

Las mujeres que dieron a luz recibieron el alta más rápido de lo habitual y también se les pidió que se pusieran en cuarentena durante 10 días, incluso aunque no mostrasen síntomas y no hubiesen dado positivo por SARS.

¿Puede transmitir el COVID-19 a mi feto o recién nacido?

Resumiendo: parece que no, pero todavía no lo sabemos.

Un pequeño estudio realizado a tan solo nueve embarazadas en la región china de Wuhan que dieron positivo en coronavirus no encontró evidencias de que el virus pasara de las madres a los fetos en el útero.

Las nueve mujeres estaban en el tercer trimestre del embarazo cuando fueron diagnosticadas, según la investigación publicada en The Lancet el mes pasado. Tenían el mismo tipo de síntomas que las personas no embarazadas con COVID-19. Sus síntomas más comunes fueron fiebre y tos, y todas contrajeron también neumonía.

Las mujeres tuvieron partos por cesárea y dieron a luz un total de 10 bebés (una mujer tuvo gemelos). Seis de ellos fueron prematuros y cuatro nacieron a término.

Cuando los médicos realizaron pruebas de laboratorio a seis de las madres y sus recién nacidos (no sabemos por qué no las evaluaron a todas) en el quirófano, no encontraron evidencias de coronavirus en la sangre del cordón umbilical, el líquido amniótico ni en las muestras de garganta de los recién nacidos. Tampoco encontraron el virus en la leche materna.

Dicho esto, es posible que hayas visto recientemente la noticia sobre un niño de un día que fue diagnosticado de COVID-19. La historia, que apareció en los medios de comunicación estatales chinos y en las noticias internacionales, fue el primer informe que conocemos de lo que parece una transmisión vertical.

La transmisión vertical es cuando una madre transmite un agente patógeno (coronavirus, en este caso) a su feto o recién nacido a través de la placenta, en la leche materna o por contacto directo durante o después del parto.

Sin embargo, como señalan los investigadores en The Lancet , «la muestra de garganta del recién nacido contagiado se recogió aproximadamente 30 horas después del nacimiento, lo que no proporciona evidencias directas de infección intrauterina».

La conclusión en este momento: «Actualmente no hay evidencias» de que puedas transmitir el COVID-19 a tu feto o recién nacido.

¿Podría el COVID-19 perjudicar a mi recién nacido?

Según lo que sabemos hasta ahora, podría darse el caso. La investigación de esos 10 recién nacidos chinos y sus madres demostró que el COVID-19 estaba relacionado con partos prematuros y que afectaba a la salud de los recién nacidos, causando:

  • Sufrimiento fetal
  • Dificultades respiratorias
  • Trombocitopenia (niveles bajos de plaquetas)
  • Función hepática anormal

Todos los recién nacidos fueron hospitalizados y, lamentablemente, uno de ellos falleció.

Pero, de nuevo, se trata de una pequeña muestra que nos proporciona muy poca información para avanzar. Se requiere mucha más investigación para comprender plenamente los efectos del COVID-19 en la salud maternal y fetal.

¿Deberías interrumpir los intentos de concepción por el COVID-19? 

En última instancia, se trata de una decisión estrictamente personal. Aunque es difícil predecir cuánto durará la pandemia, la interrupción de interacciones sociales, la actividad económica y la atención médica se está convirtiendo en la nueva normalidad, y puede que se prolongue durante algún tiempo.

El ACOG prevé escasez de trabajadores sanitarios, equipos de protección, salas de aislamiento y suministros médicos. La pandemia puede dificultar el acceso a los cuidados prenatales. El ACOG recomienda a los obstetras y ginecólogos que utilicen la telemedicina para proporcionar cuidados prenatales siempre que sea posible, dadas las escaseces previstas y para reducir el riesgo de transmisión.

Cabe destacar que durante el brote de SRAS, algunos hospitales suspendieron los servicios obstétricos que consideraron no esenciales, como las ecografías rutinarias. En general, las mujeres embarazadas visitan a sus médicos con mayor frecuencia, y podríamos ver algunas de las mismas limitaciones con el COVID-19.

¿Debo dejar de intentar concebir si he estado cerca de alguien con COVID-19?

Un boletín reciente de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva recomienda que evites quedarte embarazada ahora si crees que has estado expuesta al COVID-19, si tienes alguno de los síntomas o si ya estás diagnosticada. Estas mismas recomendaciones también son aplicables si tienes previsto usar un donante de óvulos o esperma para concebir o recurrir a un embarazo subrogado.

La ASRM recomienda además que las mujeres a las que se les diagnostique coronavirus mientras se someten a un tratamiento de fertilidad, consideren la posibilidad de congelar todos sus óvulos o embriones. También sugiere retrasar la transferencia de embriones hasta que un médico te declare libre del COVID-19.


Ver fuentes

Sonja A. Rasmussen, John C. Smulian, John A. Lednicky, Tony S. Wen, Denise J. Jamieson. Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) and Pregnancy: What obstetricians need to know, American Journal of Obstetrics and Gynecology, Available online 24 February 2020.

Huijun Chen, Juanjuan Guo, Chen Wang, Fan Luo, Xuechen Yu, Wei Zhang. Clinical characteristics and intrauterine vertical transmission potential of COVID-19 infection in nine pregnant women: a retrospective review of medical records. The Lancet, Volume 395, Issue 10226, pages 809-815, March 7, 2020.

Jie Qiao. What are the risks of COVID-19 infection in pregnant women? The Lancet, Volume 395, Issue 10226, pages 760-762, March 7, 2020.

Huaping Zhu, Lin Wang, Chengzhi Fang, Sicong Peng, Lianhong Zhang, Guiping Chang, Shiwen Xia, & Wenhao Zhou. Clinical analysis of 10 neonates born to mothers with 2019-nCoV pneumonia. Translational Pediatrics, Volume 9(1), pages 51–60, February 9, 2020.

American College of Obstetricians and Gynecologists’ Immunization, Infectious Disease, and Public Health Preparedness Expert Work Group. Practice Advisory: Novel Coronavirus 2019 (COVID-19), March 13, 2020.

American Society for Reproductive Medicine. COVID-19: Suggestions On Managing Patients Who Are Undergoing Infertility Therapy Or Desiring Pregnancy. March 2020.

Mandy Zhuo. Coronavirus: Hubei government deletes report claiming Covid-19 could damage male fertility. South China Morning Post, March 12, 2020.

Nelson Oliveira. 1-day-old baby becomes youngest person with coronavirus as doctors fear pregnant women can pass illness to unborn kids. New York Daily News, February 5, 2020.3

Nicole Knight

Nicole Knight is a California-based freelance healthcare writer and award-winning journalist. Her bylines have appeared in the Guardian, Los Angeles Times, and Rewire.News, among others. She is a member of the Association of Health Care Journalists and the American Society of Journalists and Authors. Find her on Twitter @nicolekshine.

Related posts

Related posts

Al continuar navegando en esta web, aceptas el uso de cookies. Más información Aceptar

This site is using first and third party cookies to be able to adapt the advertising based on your preferences. If you want to know more or modify your settings, click here. By continuing to use the site, you agree to the use of cookies.