AvaWorld

Embarazo 101

Cómo se diferencia Ava de los otros métodos

Hay cinco formas de monitorizar tus días fértiles

1. Método de la temperatura

Ovular hace que la temperatura basal de tu cuerpo aumente medio grado, y que se mantenga elevada hasta la próxima regla. Si cada mañana te tomas la temperatura a la misma hora con un termómetro especial, puedes detectar la ovulación.

Tras la ovulación, ya no eres fértil, pero puedes aplicar el patrón que has observado en tu próximo ciclo para averiguar cuándo cae tu próxima ventana fértil.

Si tu ciclo cambia aunque sea unos días de mes a mes, en tu caso este método será menos preciso. También es importante que te tomes la temperatura exactamente a la misma hora cada mañana, antes de moverte, hablar o ir al baño siquiera.

2. Mucosa cervical

La mucosa cervical cambia de consistencia a lo largo de todo el mes como respuesta a los cambios de tus niveles hormonales. Cuando eres fértil, la mucosa pasa de espesa y opaca a clara y escurridiza.

Las mujeres producen diferentes cantidades de mucosa, y en algunas, los cambios serán más visibles que en otras. Si produces mucha mucosa, es posible que puedas ver los cambios en tu ropa interior. No obstante, muchas mujeres se ven obligadas a insertarse un dedo en la vagina para extraer algo de mucosa para examinar.

3. Aplicaciones de fertilidad

Hay una variedad de aplicaciones que facilitan la monitorización del ciclo. Con el paso del tiempo, pueden identificar la duración media del ciclo.

Si tienes un ciclo muy regular, las aplicaciones pueden ser una opción estupenda para estimar tu ventana fértil.

4. Pruebas de ovulación

Las pruebas de ovulación analizan los niveles de la hormona luteinizante que tienes en la orina. Un día o dos antes de ovular, la HL aumenta, así que si el resultado es positivo, ¡manos a la obra!

Si no tienes un ciclo regular, puede llegar a ser difícil saber qué día has de hacerte la prueba de ovulación, y que acabes gastando varios palitos al mes.

5. La pulsera y la aplicación Ava

Ava es un nuevo dispositivo corporal que detecta el inicio de tu ventana fértil. Al monitorizar parámetros cardiovasculares, dermatológicos, neurológicos y otros parámetros fisiológicos, reconoce los síntomas que indican que el cuerpo se está preparando para ovular.

Además, te proporciona datos sobre tu ciclo, calidad de sueño y niveles de estrés. ¡Y solo se pone por la noche!

Related posts

Related posts

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information Accept

This site is using first and third party cookies to be able to adapt the advertising based on your preferences. If you want to know more or modify your settings, click here. By continuing to use the site, you agree to the use of cookies.