AvaWorld

Consejos de fertilidad

Calculadora de implantación: ¿cuándo tuvo lugar?

 

Si crees que has podido concebir durante este ciclo, es posible que estés buscando una calculadora de implantación. Estas sencillas herramientas se crearon para calcular el momento en el que el óvulo fecundado ha anidado en el endometrio, dando lugar así al embarazo. En Internet encontrarás un sinfín de estas sencillas e ingeniosas calculadoras que prometen indicarte tu fecha de implantación, pero lo cierto es que no pueden.

Antes de entrar en detalle en los motivos por los cuales estas calculadoras no son tan precisas, te explicamos cómo funcionan. La implantación suele ocurrir, de media, unos 9 días después de la ovulación. Por tanto, existen dos formas habituales de calcular (de manera muy aproximada) el momento en el que se produce la implantación.

 

  1. Si sabes la fecha de ovulación, añade 9 días.

 

 

Fecha de ovulación + 9 días = Fecha de implantación

 

 

  1. Si sabes el primer día de tu último periodo menstrual (UPM), añade 23* días.

 

 

Fecha del último periodo menstrual + 23 días = Fecha de implantació

 

 

*23 días = 14 (promedio de días entre el UPM y la ovulación) + 9 (promedio de días entre la ovulación y la implantación)

 

Nota importante: los cálculos anteriores son una estimación demasiado simplificada. Lo cierto es que tu ciclo es variable y el día que ovulas no necesariamente tiene que ser el mismo de un ciclo a otro. Aunque utilizar promedios como 14 días (entre el UPM y la ovulación) y 9 días (entre la ovulación y la implantación) te indicará cuándo suele producirse de media la implantación en las mujeres en general, no te dirá mucho sobre el momento en el que tuvo lugar tu implantación .

 

¿Qué es la implantación?

 

La implantación se produce cuando un blastocito (que empezó siendo un óvulo fecundado y ahora crece mientras avanza por las trompas de Falopio) se adhiere a la pared uterina. Este es el paso esencial para un embarazo viable: cuando se haya implantado con éxito, el blastocito seguirá creciendo y se convertirá en un embrión.

 

¿Qué implicaciones tiene la implantación en el embarazo?

 

Cuando intentas quedarte embarazada, una pregunta bastante común es «¿cuándo concebí?». Sin embargo, cabría preguntarse mejor «¿cuándo tuvo lugar la implantación?». Aunque mucha gente piensa en la concepción (el momento en que un espermatozoide fecunda el óvulo) como el inicio del embarazo, probablemente sea más preciso utilizar la fecha de implantación en lugar de la fecha de concepción. La implantación, o el proceso de adhesión de las células combinadas del óvulo y el espermatozoide a la pared uterina, marca el inicio real de un embarazo viable.

Según un estudio reciente publicado en la revista Nature Biotechnology, la concepción se produce mucho más fácilmente que la implantación, pero no garantiza el embarazo. Para que el embarazo sea viable, las células deben entrar en contacto con el endometrio y adherirse a la pared uterina. Y únicamente los embriones más aptos, alrededor de un tercio, consiguen hacerlo.

Si la progesterona no ha desarrollado correctamente el revestimiento endometrial para sustentar la vida, o si el blastocito contiene malformaciones, la implantación fracasará. Cuando esto ocurre, el óvulo muere y se excreta durante la siguiente menstruación.

 

¿Cuándo se produce la implantación?

 

En la mayoría de embarazos satisfactorios, la implantación tiene lugar entre 8 y 10 días después de la ovulación. Según un estudio reciente publicado en la revista New England Journal of Medicine, el riesgo estimado de pérdida gestacional temprana estaba estrechamente vinculado con el momento de implantación. El estudio concluyó que era menos probable que se produjese la pérdida gestacional temprana cuando la implantación tenía lugar el noveno día después de la ovulación (DDO) y el riesgo aumentaba con cada día sucesivo, y más considerablemente a partir del día 11.

 

Estos son los resultados concretos:

 

 

Fecha de implantación (en días después de la ovulación) Riesgo de pérdida gestacional temprana
9 DDO 13%
10 DDO 26%
11 DDO 53%
after 11 DDO 82%

 

 

Si la implantación se produce posteriormente, es más probable que provoque una pérdida gestacional temprana o un embarazo químico. (Embarazo químico es el término utilizado para designar un aborto espontáneo que tiene lugar antes de la quinta semana de gestación y una pérdida gestacional temprana es un aborto espontáneo que tiene lugar en las primeras seis semanas de gestación). Aunque no se acaba de entender por qué la implantación posterior suele provocar una pérdida gestacional temprana, los investigadores especulan que los embriones que experimentan una implantación lenta deben de tener algún tipo de deficiencia.

 

¿Cuándo se produjo la implantación en mi caso?

 

Basándote en los datos que conozcas sobre tu último periodo menstrual o fecha de ovulación, puedes estimar cuándo podría haber tenido lugar la implantación. (Este es el motivo por el cual realizar el seguimiento de tu ciclo es sumamente útil, ya que puede ayudarte a determinar cuándo ovula tu cuerpo en concreto). Si tienes una idea bastante exacta de cuándo se produjo la ovulación, puedes estimar que la implantación muy probablemente tuvo lugar entre 8 y 10 días después de la ovulación (DDO).

 

¿Cuánto dura la implantación?

 

Generalmente, la implantación sigue una línea cronológica relativamente estable. Los espermatozoides puede vivir durante unos cinco días, a la espera de la liberación del óvulo. Cuando un ovario libera un óvulo, este empieza un recorrido descendente por las trompas de Falopio y debe ser fecundado en 24 horas.

Si un espermatozoide fecunda el óvulo, y el blastocito resultante consigue llegar al útero, todavía puede tardar varios días en implantarse en la pared uterina. En total, el proceso completo suele durar entre 8 y 10 días, aunque, en casos excepcionales, la implantación puede tener lugar a partir del sexto día o hasta 12 días después de la ovulación.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de la implantación?

 

Muchas mujeres se preguntan cuándo pueden empezar a esperar signos y síntomas que confirmen su deseado embarazo. ¿Quién no ha buscado en Google «primeros síntomas de embarazo» 24 horas después de mantener relaciones sexuales?

Sin embargo, los síntomas de implantación están desmitificados. Aunque muchas fuentes utilizan el término «anidar», que sin duda suena como si debiera percibirse algo, en la implantación solo participan unas cuantas células y no causa ningún espasmo ni dolor especial. En realidad, los espasmos que la gente a menudo asocia a los calambres de implantación se deben a los elevados niveles de progesterona que ya están presentes durante la fase lútea.

¿Qué ocurre con el sangrado de implantación? La gente habla sobre esto continuamente, ¿no? Lo sentimos, también es un mito. Un estudio reveló que, si bien el 9 % de las mujeres experimentó un leve sangrado o manchado al principio del embarazo, casi nunca se produjo el día de la implantación. Básicamente, en los primeros días de embarazo, es prácticamente imposible diferenciar entre los signos de un periodo inminente y los primeros signos del embarazo.

 

¿Cuánto tiempo después de la implantación puedo obtener un resultado positivo en la prueba de embarazo?

 

Cuando estás cruzando los dedos a la espera de un resultado positivo, probablemente tengas una pregunta insistente dándote vueltas por la cabeza: ¿cuándo puedes hacerte una prueba de embarazo?

Las pruebas de embarazo caseras son más precisas cuando se realizan el primer día de la falta o después, lo que suele producirse entre 12 y 14 días después de la ovulación. Las pruebas de embarazo detectan la presencia de una hormona denominada gonadotropina coriónica, o hCG, que es exclusiva del embarazo. Tu organismo ni siquiera empieza a producir hCG hasta que concluye la implantación, muy probablemente entre 8 y 10 días después de la concepción. En cuanto lo hace, la hormona se duplica aproximadamente cada 48 horas.

No todas las pruebas de embarazo están creadas necesariamente de la misma forma. Estas son algunas de las mejores pruebas de embarazo disponibles en el mercado. Si alguna vez te has parado en la farmacia a analizar todos los diferentes paquetes de pruebas, probablemente te hayas dado cuenta de que suelen venderse de dos en dos, y con razón.

No importa cuál sea el resultado que obtengas en la primera prueba, siempre deberías volver a realizarla dos días después. Si la segunda prueba indica un negativo después de un positivo, es probable que hayas tenido un embarazo químico. Si obtienes un resultado positivo después de uno negativo, tu organismo ha producido suficiente hCG para que la prueba pueda detectarla.

Y, por último, si obtienes un positivo después de otro positivo, es hora de pedir cita con tu médico.

 

Related posts

Related posts

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information Accept

This site is using first and third party cookies to be able to adapt the advertising based on your preferences. If you want to know more or modify your settings, click here. By continuing to use the site, you agree to the use of cookies.