AvaWorld

El ciclo menstrual

Amenorrea hipotalámica: cuando estás demasiado «sana» como para tener la menstruación

¿En qué consiste la amenorrea hipotalámica? Puede ser algo así como:

Eres la viva imagen de la salud, corres por la mañana o te entusiasma practicar crossfit todos los días después del trabajo. Sigues las vicisitudes del consenso nutricional sobre el gluten de la misma manera que otras personas siguen el baloncesto o las primarias. Tienes un aspecto magnífico con camiseta de tirantes: sana, musculada y estilizada. Pero hay un problema, un problema que los amigos y compañeros que admiran tu estilo de vida saludable nunca notarán: has perdido el periodo.

Si te suena familiar, puede que tengas amenorrea hipotalámica, un dolencia por la que pierdes la menstruación debido a un aumento del estrés, por lo general derivado de una combinación de exceso de ejercicio y dieta muy estricta. Se ha estimado que el 30 % de las mujeres que pierden la menstruación pueden sufrir amenorrea hipotalámica. Muchas de ellas no se dan cuenta de que tienen un problema hasta que deciden que quieren quedarse embarazadas, dejan de tomar las pastillas anticonceptivas y no recuperan su periodo.

La buena noticia es que, en la mayoría de los casos, las mujeres con amenorrea hipotalámica pueden recuperarse y quedarse embarazadas de forma natural. Este artículo responde a todas tus preguntas sobre esta dolencia y te cuenta cómo recuperarte.

¿Qué probabilidades tengo de concebir si tengo amenorrea hipotalámica?

Si sufres amenorrea hipotalámica, no podrás quedarte embarazada hasta que realices cambios en tu estilo de vida para recuperarte o hasta que te sometas a un tratamiento de fertilidad. Es posible que tu médico te recomiende medicación para inducir la ovulación, como Femara o Clomid, pero es más probable que sean efectivos si ya te estás recuperando activamente. Si no funcionan, puedes probar con inyectables o con la fecundación in vitro, pero para tener un embarazo más saludable, favorecer la lactancia materna y el bienestar general, es mejor eliminar los factores de estilo de vida que provocaron tu amenorrea en primer lugar.

¿Qué efecto tiene la amenorrea hipotalámica en mi salud?

Dejando a un lado la fertilidad, la amenorrea hipotalámica es un problema de salud grave. Se asocia con la pérdida de densidad ósea, cabello y piel secos, problemas digestivos, agotamiento, falta de sueño, disminución del deseo sexual y mayor riesgo de enfermedad cardíaca. Afortunadamente, los estudios muestran que la reanudación de los ciclos naturales puede revertir estos cambios.

¿Cuál es la causa de la amenorrea hipotalámica?

Según la investigadora líder en materia de amenorrea hipotalámica, la Dra. Nicola Rinaldi, una combinación de cinco factores puede provocar que las mujeres desarrollen esta dolencia:

  1. Ejercicio: si bien la cantidad de ejercicio entre las mujeres que desarrollan amenorrea hipotalámica puede variar ampliamente, muchas mujeres con esta afección comparten la pasión por el ejercicio de alta intensidad combinada con un aporte inadecuado de energía para tales niveles de actividad.
  2. Dieta muy estricta: independientemente de cuánto pesas o de tu aspecto, ingerir muy pocas calorías para tu nivel de actividad puede resultar estresante para tu organismo. Las mujeres con amenorrea hipotalámica a menudo restringen las calorías o los grupos de alimentos y pueden preocuparse por comer «limpio».
  3. Peso y pérdida de peso: por lo general, asociamos la amenorrea hipotalámica con mujeres que están muy delgadas, pero es posible desarrollar esta afección con peso más elevado. Sin embargo, la amenorrea hipotalámica es más común entre las mujeres con un IMC de alrededor de 20 o menos. Una pérdida considerable de peso (5 kilos o más) puede ser un desencadenante de la amenorrea hipotalámica, incluso si el peso final aún está dentro de valores «normales».
  4. Estrés: el estrés fisiológico puede ser un factor en el desarrollo de la amenorrea hipotalámica (y el cuerpo puede interpretar el ejercicio como una forma de estrés fisiológico). La combinación del estrés crónico con un ejercicio intenso y una ingesta insuficiente de calorías puede convertirse en un potente cóctel para la supresión de la ovulación.
  5. Genética: algunos estudios recientes han descubierto que algunas mujeres pueden ser más susceptibles a desarrollar amenorrea hipotalámica que otras.

¿Cómo se diagnostica la amenorrea hipotalámica?

La amenorrea hipotalámica es un diagnóstico de exclusión, lo que significa que primero se descartan otras posibles explicaciones para la pérdida del periodo. Si tu médico sospecha de que se trata de amenorrea hipotalámica, te hará las siguientes pruebas:

  • Ecografía:
  • Análisis de sangre: tu médico querrá descartar niveles altos de prolactina, que también pueden provocar la pérdida de la menstruación. Los niveles bajos de hormona luteinizante en relación con la hormona estimulante del folículo también son comunes entre las mujeres con amenorrea hipotalámica.
  • Controla tu peso: aunque es posible que sufras amenorrea hipotalámica sin importar tu IMC, esta dolencia es muy común entre mujeres que se encuentran en el nivel saludable más bajo o con peso bajo en la escala de IMC.
  • Pregunta sobre tu dieta y rutina de ejercicios:

¿En qué se diferencian la amenorrea hipotalámica y el síndrome de ovario poliquístico (SOP)?

A muchas mujeres con amenorrea hipotalámica se les diagnostica inicialmente el SOP, ya que ambas afecciones pueden causar la pérdida del periodo. La similitudes entre ambas condiciones incluyen:

  1. Ausencia del periodo
  2. Múltiples folículos en los ovarios

Debido a estas similitudes, una ecografía puede no ser suficiente para distinguir entre ambos casos. La diferencias entre las dos condiciones incluyen:

Hormona AH SOP
Hormona luteinizante De baja a normal, e inferior a los niveles de FSH De normal a alta, y superior a los niveles de FSH
Estradiol De baja a normal De normal a alta
Testosterona total De baja a normal De normal a alta
Testosterona libre De baja a normal De normal a alta
Índice de andrógenos libres De baja a normal De normal a alta
Sulfato de dehidroepiandrosterona (DHEA-S) De baja a normal De normal a alta

Cuando una mujer tiene alguna de las siguientes características, debe descartarse la amenorrea hipotalámica antes de realizar un diagnóstico de SOP:

  1. IMC bajo o pérdida de peso de 5 kilos o más
  2. Fractura por estrés o baja densidad ósea
  3. Hábitos alimenticios restrictivos
  4. Ejercicio regular
  5. Estrés crónico o intenso

Si deseas obtener más información sobre la diferencia entre la amenorrea hipotalámica y el SOP, visita la página web de la Dra. Nicola Rinaldi.

¿Qué ocurre en mi cuerpo si sufro amenorrea hipotalámica?

El hipotálamo es la parte de tu cerebro que regula el sueño, el hambre, la temperatura corporal y el ciclo menstrual. Libera la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), que estimula la liberación de la hormona luteinizante (LH) y de la hormona estimulante del folículo (FSH), ambas hormonas esenciales en el proceso de la ovulación. En el caso de una mujer con amenorrea hipotalámica, el hipotálamo no libera tanta GnRH. En consecuencia, no hay suficiente LH o FSH para que tenga lugar la ovulación.

¿Cómo me puedo recuperar de la amenorrea hipotalámica?

Los factores más importantes para que la mayoría de las mujeres se recuperen de la amenorrea hipotalámica son:

  1. Comer. La mejor dieta para recuperarse es una dieta hipercalórica que no restrinja ningún grupo de alimentos. Muchas mujeres con amenorrea hipotalámica descubren que necesitan consumir un mínimo de 2500 calorías diarias y algunas pueden necesitar incluso más.
  2. Descansar. Lo mejor es eliminar todas las formas de ejercicio intenso, como correr, hacer crossfit y levantar pesas. En su lugar, practica actividades más suaves como pasear y el yoga.
  3. Reducir el estrés. Céntrate en reducir el estrés con actividades como el yoga y la meditación. Si estás acostumbrada a recurrir al ejercicio intenso como método principal para reducir el estrés, es muy importante que te centres en encontrar otras formas de reducirlo durante la recuperación.
  4. Ten paciencia. El tiempo medio de recuperación para las mujeres con amenorrea hipotalámica es de aproximadamente seis meses después de iniciar los cambios en el estilo de vida.

Tu recuperación dependerá de qué factores de tu estilo de vida causaron que perdieras el periodo en primer lugar. Si has perdido mucho peso, tendrás que comer más. Si haces mucho ejercicio, puedes reducir el ejercicio sin cambiar mucho tu dieta. Si padeces estrés crónico, debes centrarte en encontrar técnicas saludables para afrontarlo, como la meditación y el yoga.

En el caso de muchas mujeres, la recuperación de la amenorrea hipotalámica requiere abordar cada una de estas áreas: peso, ejercicio y estrés. La ausencia del periodo es una señal de que tu estilo de vida está generando estrés a tu organismo, incluso aunque no te sientas estresada. Analiza tu estilo de vida, especialmente los cambios que hayas hecho desde que perdiste el periodo, y piensa en cómo reducir el estrés.

¿Cuánto ejercicio puedo hacer mientras intento recuperar el periodo?

Lo mínimo que puedas soportar. La forma más rápida de recuperarse de la amenorrea hipotalámica es eliminar inmediatamente todo ejercicio intenso.

A la mayoría de las mujeres que sufren amenorrea hipotalámica les resulta muy difícil reducir el nivel de ejercicio de forma tan drástica, e intentan aumentar la ingesta de calorías mientras mantienen sus niveles de ejercicio igual o moderadamente reducidos. Pero el ejercicio en sí, independientemente de los hábitos alimenticios, tiene múltiples efectos supresores del ciclo. Los opiáceos, o sustancias químicas que mejoran el estado de ánimo creadas por el ejercicio, inhiben la secreción de GnRH, una hormona reproductiva importante. El ejercicio excesivo también suprime la leptina, que estimula la liberación de GnRH. Por último, el ejercicio aumenta la secreción de cortisol, un signo de estrés fisiológico.

Si tienes problemas para reducir el nivel de ejercicio, recuerda que es sólo temporal. Muchas mujeres que se recuperan de la amenorrea hipotalámica pueden retomar sus rutinas de ejercicio anteriores sin perder sus reglas nuevamente. Pero resulta muy difícil recuperar el ciclo si sigues practicando ejercicio intenso.

Incluso una rutina de ejercicios muy reducida puede ser demasiado para recuperar tu ciclo menstrual. Si has reducido el ejercicio físico, has aumentado la ingesta de calorías y sigues sin tener el periodo después de varios meses, trata de limitarte a caminar (paseos suaves, nada de marchas frenéticas cuesta arriba) y yoga (yoga relajante, no Bikram).

¿Cuánto debo comer para recuperar mis ciclos?

Cuando te estás recuperando de la amenorrea hipotalámica, todo lo que comas te viene bien. Tu cuerpo necesita recuperar calorías y no importa mucho si esas calorías las obtienes de la col rizada y la quinoa o de los donuts y el chocolate. De hecho, puede que te vaya mejor con los donuts que con la col rizada, ya que comer alimentos ricos en fibra y bajos en calorías puede hacer que te sientas saciada antes de haber consumido suficientes calorías. (Prueba a consumir el equivalente a 500 calorías de brócoli. ¡Seguro que no te sienta nada bien!)

Hay varios alimentos cuyo consumo resulta útil:

  • Productos lácteos enteros: estudios recientes han sugerido que las mujeres que comen al menos una porción de productos lácteos enteros al día tienen menos probabilidades de sufrir trastornos ovulatorios que las que consumen productos lácteos semidesnatados o desnatados. El estrógeno se disuelve en la grasa y, por lo tanto, está presente en los productos lácteos enteros.
  • Carbohidratos simples: puedes estar acostumbrada a evitar el azúcar, el pan blanco y las pastas, pero estos y otros alimentos con alto índice glucémico pueden resultarte especialmente útiles para recuperar el periodo. Las altas concentraciones de glucosa en el cuerpo hacen que las células nerviosas de GnRH se disparen a una velocidad mayor, lo que genera un aumento de la producción de FSH y LH, ¡y más óvulos en crecimiento!

El ejercicio con pesas es bueno para la masa ósea. ¿Compensa ésto la pérdida de densidad ósea provocada por la amenorrea hipotalámica?

Lamentablemente no. Los efectos beneficiosos del ejercicio con pesas para los huesos no son suficientes para prevenir los efectos adversos de la deficiencia de estrógeno.

¿Cuánto peso tendré que ganar?

En algunos estudios que realizan un seguimiento de las mujeres que se han recuperado de amenorrea hipotalámica, el aumento de peso suele situarlas en un IMC en torno a 22 o 23. Pero todas somos diferentes. ¿Cuánto pesabas cuando tuviste tu primer periodo? ¿Cuánto peso bajaste antes de perderlo? Si haces mucho ejercicio pero no limitas en exceso tu alimentación, puedes recuperar el periodo sencillamente reduciendo el ejercicio y sin ganar mucho peso. Un estudio descubrió que las bailarinas lesionadas recuperaban sus periodos cuando no podían hacer ejercicio, a pesar de que su peso corporal no cambiaba.

¿Debo tomar la píldora mientras me recupero de la amenorrea hipotalámica?

Si estás intentando concebir de inmediato, los anticonceptivos orales obviamente no son una opción válida. Pero en el caso de las mujeres que no intentan concebir de inmediato, algunos médicos recetan píldoras anticonceptivas. La idea es que la amenorrea hipotalámica implica que tienes niveles bajos de las hormonas que protegen contra la pérdida de densidad ósea, y las píldoras anticonceptivas pueden ayudar a compensarlo. Sin embargo, el aumento en la densidad mineral ósea que generalmente acompaña a la recuperación de los ciclos naturales es significativamente mayor que el que se puede lograr mediante el tratamiento con píldoras anticonceptivas u otro tratamiento con estrógenos. En otras palabras, las píldoras anticonceptivas no ayudarán tanto como los cambios en el estilo de vida, y pueden enmascarar el problema subyacente.Si deseas obtener toda la información acerca de la recuperación de la amenorrea hipotalámica y el embarazo, consulta Sin periodo, ¿y ahora qué?.


Jackie Ashton

Jackie es una escritora científica de Ava, con una década de experiencia en periodismo: interpreta estudios clínicos y trabajos de investigación para medios como The New York Times y The Washington Post.

Related posts

Related posts

Al continuar navegando en esta web, aceptas el uso de cookies. Más información Aceptar

This site is using first and third party cookies to be able to adapt the advertising based on your preferences. If you want to know more or modify your settings, click here. By continuing to use the site, you agree to the use of cookies.