AvaWorld

Embarazo

4 semanas de embarazo: Tus síntomas y el desarrollo del bebé

Si tu bebé (ahora un blastocito) no se implantó hacia finales de la semana pasada, lo hará esta semana. Durante la implantación, el blastocito anida en el endometrio, que es la membrana mucosa que recubre el útero. Antes de que se produzca la implantación, el blastocito saldrá de su recubrimiento protector y un intercambio de hormonas contribuirá a la adhesión del blastocito.

Ésto se produce cuando las moléculas de la superficie del embrión interactúan con las moléculas de la pared uterina, lo que creará un entorno pegajoso que permite que el blastocito se adhiera, algo similar a lo que ocurre con una pelota de goma que rueda y se queda atrapada en una charco de miel o sirope.

Tu tapón mucoso se desarrollará

En este momento, el estrógeno estimula la producción de mucosa de las glándulas del cuello uterino, que entonces se ablandará, aumentará de tamaño y bombeará mucosa en la cavidad hasta que no queden huecos. La progesterona provoca que la mucosa se expanda hasta que el cuello uterino quede sellado. El tapón mucoso final tiene el tamaño aproximado de una moneda de un euro con unas dos cucharadas de mucosidad.

¿Qué tamaño tiene mi bebé?

Longitud del bebé: 0,02 cm.

Peso del bebé: 1,13 g.

¿Cómo se desarrolla mi bebé?

Aunque tu bebé solo tenga el tamaño de una semilla de amapola, ya se están produciendo muchos acontecimientos importantes.

Las células del blastocito ya anidadas en la pared del útero continúan dividiéndose a gran velocidad. El interior del blastocito es el embrión, y el exterior del blastocito se convertirá en la placenta.

La placenta libera la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG), que no sólo evita la liberación de más óvulos sino que también estimula los ovarios para producir estrógeno y progesterona, las hormonas esenciales para tener un embarazo sano.

La placenta pronto se convertirá en la fuente de alimentación y evacuación de excrementos de tu bebé ya que canaliza los nutrientes y el oxígeno desde tu cuerpo hasta tu bebé y elimina los excrementos de tu bebé presentes en tu cuerpo.

El saco vitelino y el saco amniótico también se están empezando a desarrollar. El saco amniótico lleno de líquido amortiguará y protegerá a tu bebé. El saco vitelino proporcionará nutrientes hasta que la placenta esté preparada para tomar el control.

Las características y rasgos físicos de tu bebé se están formando

Incluso más sorprendente: el color de pelo, el color de ojos, el sexo y los rasgos familiares únicos de tu bebé, como los hoyuelos o el pico de viuda, ya se han determinado gracias a los cromosomas que tu pareja y tú habéis proporcionado, aunque todavía pasará algún tiempo antes de que tomen forma. Tu bebé ya tiene incluso la forma básica de una cara, con grandes círculos oscuros en lo que serán los ojos.

El corazón y el cerebro se están desarrollando

Es importante evitar cualquier exposición a toxinas en este momento, y durante todo el primer trimestre, ya que los órganos internos de tu bebé están en su fase de desarrollo inicial.

El embrión sigue creciendo y ahora tiene tres capas distintas de células, el endodermo, el mesodermo y el ectodermo, que se desarrollarán en partes específicas del cuerpo de tu bebé. El endodermo, la capa más interna, se convertirá en el hígado, los pulmones y el sistema digestivo de tu bebé. El mesodermo pronto será el esqueleto, los músculos, los riñones y el corazón de tu bebé. El ectodermo, la capa más externa, está en proceso de convertirse en la piel, cabello, ojos y sistema nervioso de tu bebé.

Una capa de células ya ha empezado a crear el tubo neural, donde se formarán el cerebro, la espina dorsal y la columna de tu bebé. Pero este proceso tiene lugar en una etapa tan inicial de tu embarazo que es esencial que te asegures de estar tomando el folato suficiente. El folato reduce drásticamente la probabilidad de anomalías en el tubo neural como la espina bífida y la anencefalia, que pueden causar una discapacidad o ser mortales para tu bebé.

¿Qué ocurre en mi cuerpo?

La próxima semana, en la semana 5, es cuando muchas mujeres empiezan a sentir los síntomas de embarazo. Por lo que ahora es un buen momento para hablar de algunos de los primeros signos de embarazo, ya que estos cambios pueden avisarte incluso antes de que obtengas un resultado positivo en la prueba de embarazo.

    • Náuseas
    • Dolor y sensibilidad en los pechos
    • Malestar matinal
    • Sensibilidad a los olores
    • Datos de Ava. Puedes observar algunas tendencias interesantes en tu gráfico de embarazo de Ava. Una frecuencia del pulso y una temperatura de la piel permanentemente altas pueden indicar embarazo, aunque no todas las mujeres padezcan estos síntomas.

La progesterona aumenta

Sin embargo, antes de pasar a las conclusiones, es importante hablar de la progesterona, porque si bien tus niveles de progesterona aumentan al inicio del embarazo, también son elevados en la segunda mitad de un ciclo no conceptivo. Básicamente, muchos de los primeros síntomas de embarazo están relacionados con el aumento de los niveles de progesterona. Sin embargo, en las dos semanas previas a un período normal, los niveles de progesterona también aumentan. (Pero si no concibes, los niveles de progesterona disminuirán a medida que el cuerpo lúteo se degenere).

Muchas mujeres experimentan síntomas similares a los de la etapa inicial del embarazo en las semanas previas a su período. Los cambios de humor, la hinchazón, los calambres, la fatiga, el dolor mamario e incluso un ligero sangrado, también están asociados a los síntomas del síndrome premenstrual. Una vez más, hasta que no obtengas un resultado positivo en una prueba de embarazo, no existe ningún método infalible para detectar el embarazo.

¿Cuándo puedo realizarme una prueba de embarazo?

Aunque algunas mujeres obtienen un resultado positivo en la semana cuatro, las mujeres con ciclos más largos no obtendrán un resultado positivo hasta dentro de una o dos semanas más. Independientemente de la duración de tu ciclo, recuerda que una prueba de embarazo será mucho más precisa si esperas a hacértela cuando ya tengas una falta. Los niveles de hCG se duplican aproximadamente cada dos días en este momento, y dado que la hCG es la hormona que detecta la prueba de embarazo, esperar incluso unos días puede mejorar considerablemente la probabilidad de que tu orina contenga suficiente hCG.

¿Qué más debería hacer?

Si tienes una falta, hazte una prueba de embarazo. ¡De hecho, hazte dos! Por algo se suelen vender en cajas de varias unidades. Aunque tu primera prueba de embarazo resulte positiva, espera dos días y hazte otra para asegurarte de que tu resultado no sea el falso positivo que puede aparecer con un embarazo químico.

Lo mismo se aplica si tu primera prueba de embarazo resulta negativa, ya que podrías estar en una etapa tan inicial de tu embarazo que los niveles de hCG no han tenido la oportunidad de aumentar hasta niveles detectables.

Cuando obtengas una prueba de embarazo positiva, es un buen momento para llamar a tu médico o ginecólogo. Es probable que tu médico no programe una cita hasta la semana 8-12, puesto que es entonces cuando podrá estimar tu fecha prevista de parto.

Otros aspectos que conviene tener en cuenta:

  • Acuéstate pronto o échate una siesta cuando puedas. Los trastornos del sueño pueden empezar al principio del embarazo, así que incluye el sueño entre tus prioridades antes de que te resulte más difícil conciliarlo.
  • Despeja la mente escuchando música, pasando tiempo con amigos o leyendo un buen libro.
  • ¡Sigue tomando tus vitaminas prenatales! Como el tubo neural de tu bebé ahora se está formando, tener una fuente de folato suficiente es más importante que nunca.
  • Ahora es un excelente momento para empezar a plantearse qué tipo de médico o matrona quieres realmente.

 

Tabaco y embarazo: conoce los riesgos

Si has sido fumadora en el pasado, con suerte, ya lo habrás dejado. Fumar durante el embarazo se ha relacionado con numerosos problemas, entre ellos,la pubertad precozalergias y asmariesgos de cáncer para las hijasdefectos cardíacosfunción pulmonar deficiente.

Pero, en ocasiones, no es suficiente que tú misma dejes de fumar. Investigaciones recientes indican que incluso el tabaquismo pasivo puede afectar negativamente al desarrollo cerebral fetal. Los investigadores descubrieron que la exposición al humo dañaba las partes del cerebro relacionadas con el aprendizaje, la memoria y las respuestas emocionales. Sería un buen momento para decirles a tus amigos y familiares que apaguen sus cigarrillos cuando estén a tu alrededor. La exposición al humo de otras personas también puede aumentar tu riesgo de abortomuerte fetal, embarazo ectópico y bajo peso al nacer.

Preguntas frecuentes de esta semana

¿Cuál es la mejor prueba de embarazo?

Primeros signos de embarazo: ¿qué sentiré y cuándo?

¿Cuándo se produce la implantación?

¿Cómo afronto la espera?

 

Related posts

Related posts

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. More information Aceptar

This site is using first and third party cookies to be able to adapt the advertising based on your preferences. If you want to know more or modify your settings, click here. By continuing to use the site, you agree to the use of cookies.